miércoles , 17 de julio, 2019

Hermanos Juliá condenados a 13 años de prisión por narcotráfico

Los hermanos Eduardo Antonio y Gustavo Adolfo Juliá, hijos del fallecido brigadier argentino José Juliá, fueron condenados hoy a 13 años de prisión por un tribunal de Barcelona por delitos de narcotráfico.

En la misma sentencia, a la que tuvo acceso EFE, el tribunal absolvió a Matías Miret, hijo del exsecretario de Planeamiento durante la última dictadura argentina, José Miret.

Matías Miret también fue acusado junto a los hermanos Juliá de intentar introducir casi una tonelada de cocaína en el aeropuerto barcelonés de El Prat oculta en una avioneta de transporte médico.

El tribunal de Barcelona consideró probado que los dos hermanos Juliá, a los que también impuso una multa de 100 millones de euros, intentaron en enero de 2011 introducir en España casi una tonelada de cocaína en un avión de transporte médico procedente de Buenos Aires, pero que antes de llegar a Barcelona hizo escala en Cabo Verde.

Los tres acusados alegaron durante el juicio celebrado el pasado mes de diciembre que desconocían que transportaban droga en la avioneta, aunque Gustavo Adolfo Juliá, el empresario que contrató la aeronave supuestamente para un transporte privado, asumió la responsabilidad sobre el control de la misma y exculpó a su hermano, que la pilotaba, y a Matías Miret, copiloto.

La cocaína, escondida en 34 paquetes en dos armarios y un sofá que tenía la avioneta, fue incautada por la Guardia Civil en el aeropuerto de Barcelona el 2 de enero de 2011, fecha desde la que los tres acusados han permanecido en prisión preventiva.

MIret: “Ahora voy por todo”

Mientras, minutos después de conocer su absolución en la causa, el copiloto del llamado “narcojet”, Matías Miret, celebró el fallo y apuntó contra los hermanos Eduardo Antonio y Gustavo Adolfo Juliá por el hecho.

“Estoy muy contento de estar absuelto, se me viene todo, las emociones, los dos años presos y la cara de los Juliá”, celebró, en referencia al tiempo que pasó detenido acusado de intentar ingresar a España casi una tonelada de cocaína a bordo de un jet.

Tal como confirmó la Justicia española, Miret ratificó su inocencia e ignorancia acerca de la carga que llevaba a bordo de la aeronave. “Si los tuviera a los dos hermanos ahora cara a cara, los cagaría a trompadas”, afirmó.

“Ahora voy por todo, alguien me devolverá los dos años”, anticipó, en una entrevista concedida a Radio 10. Ambos hermanos fueron condenados a trece años de prisión y recibieron una multa de cien millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *