jueves , 21 de noviembre, 2019

Grassi esperará su sentencia definitiva bajo prisión domiciliaria

El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón resolvió en la noche del miércoles dictar la prisión domiciliaria al sacerdote Julio Grassi por haberse referido a una de sus víctimas durante un programa de televisión.
El cura, que gozaba el beneficio de prisión morigerada desde 2009, cumplirá el arresto en su domicilio de la calle Sarratea 2510 de la localidad bonaerense de San Justo.
Julio César Grassi, el cura condenado a 15 años de prisión por abuso de un menor, quedó esta noche arrestado por orden de la Cámara de Garantías de Morón, pero su prisión será domiciliaria.
La detención había sido solicitada hoy por la fiscalía General de Morón por un supuesto encuentro que Grassi habría tenido con el abogado Fernando Burlando en la Fundación Felices Los Niños, donde tiene prohibido ingresar.
La decisión de volver a arrestar a Grassi – condenado por los delitos de “abuso sexual agravado y corrupción de menores agravada por su condición de sacerdote”-, fue por haber incumplido las restricciones que debía cumplir para esperar libre que el fallo esté firme.
Previamente, los abogados de Grassi expusieron sus argumentos y negaron que el cura haya violado las condiciones que le fijó años atrás el Tribunal, como es la prohibición de ingresar a la Fundación.
Junto al pedido del fiscal, también adhirió la querella para que Grassi fuera a prisión. Y el otro motivo por el cual ambos pidieron la detención, es porque el cura habría identificado a uno de los menores que lo acusó a él de abuso, y por el cual fue condenado en juicio en 2010.
Paralelamente, la Suprema Corte de Justicia Bonaerense estudia su caso y tiene que definir si confirma la condena, lo que prevé que el cura irá a la cárcel. El año pasado el fallo fue confirmado por la Cámara Nacional de Casación Penal y pese a ello Grassi no fue detenido.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *