sábado , 16 de noviembre, 2019

Graciela Alfano confesó que fue amante de Carlos Menem

Graciela Alfano fue la invitada del primer programa de Chiche Gelblung en C5N, y además de hablar del sobreseimiento en la causa en la que se la vinculaba con el represor Emilio Eduardo Massera, confesó que tuvo un “affaire” con el ex presidente Carlos Saúl Menem.

“Yo con el señor Massera no tomé un café, con Menem sí… sí tuve una relación“, reveló la actriz. “Nos conocimos cuando él no era presidente”, agregó.

“Nos habíamos visto en un aeropuerto, cuando recién había salido de la cárcel. Yo estaba con Vicco -quien fue su secretario- porque la conocía a la mujer. Nos encontramos y hablamos.Nos vimos en varios lugares cuando no era presidente. Era una persona que siempre me contaba cosas interesantes. Teníamos charlas interesantes. Fue el único hombre mayor que tuve en mi vida. Cuando fue presidente siguió la relación un tiempito“, confesó.

Alfano definió a Menem como un hombre “muy humilde”, aunque dejó en claro que “el poder político no me sedujo, yo estuve casada con el heredero de un imperio”.

Sobre la causa Massera, la vedette indicó que “la resolución (del juez Claudio Bonadío) dice que desde foja cero no había probatorios para iniciar una investigación. A mí no me citaron a declarar. A Massera lo vi una sola vez en mi vida. Era un 9 de julio, solo lo saludé en el teatro Colón, yo tenía 25 años. No me sacaron ninguna foto“, explicó.

“Sufrí mucho con estos rumores. Quiero agradecer a la gente de Twitter, que siempre dicen que creen en mí. Había compañeros que me decían ‘Almiranta’, yo no solamente lo estaba viviendo afuera, sino también adentro del programa, hasta que un momento yo exploté, le pegué un manotazo a Pachano, le tiré un vaso de agua, que también me arrepiento, pero la verdad es que estaba muy nerviosa. Ahí deciden que haga undescanso, después vuelvo, y en el último programa me pidieron que no esté, que me dolió mucho”, señaló.

“Durante toda la investigación yo no tuve trabajo, me separé del programa y no había nada para mí. En la calle me dijeron cosas horribles. No tuve nada que ver, y me encontraba sin trabajo y con violencia, en Twitter me dijeron cosas muy feas. Me hicieron sufrir muchísimo“, agregó, según recoge Diario Veloz.

“Cualquiera que tenga duda que piense, todos los años que estuve trabajando, y estar en esta situación lamentable fue terrible. Lloré, pero mis hijos siempre estuvieron conmigo. Francisco, mi hijo, me dio orgullo, él es abogado penal. Ahí me di cuenta de lo que era tener un hijo y que saque la cara por mí, los trabajos van y vienen, pero las relaciones sí valen. Eso me dio mucha fuerza. Mi mejor defensa es la verdad, y yo con el Sr. Massera no tomé ni un café. Ahora esto lo investiga un juez federal. Acá hay un tema importante que es que los bienes de los desaparecidos deben volver a sus dueños. Pero el que quiere creer un rumor, lo cree. Fue muy duro para Francisco que le pongan una foto de Massera y digan que podía ser hijo de él; cosa que niego”, sostuvo.

“Vivo de mis ahorros, pero soy una persona que tengo que trabajar, tuve que achicarme, pero recibo ayuda de mi mamá y de mis hijos. No hay que dejarse caer; la vida es un largo aprendizaje de desapego”, dijo.

“Matías no me llamó. Había mucho miedo con este tema, solamente se acercó Valeria Lynch y Graciela Borges, la gente tiene miedo, me dijo ‘Grace esto va a pasar’. Quienes sí estuvieron son mis amigos, los que están siempre”, aseguró.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *