lunes , 23 de septiembre, 2019

Escándalo en Salta: una ambulancia del Gobierno llevaba 25 kilos de cocaína

Tres personas transportaban droga de máxima pureza en un vehículo del Ministerio de Salud provincial; circulaban con la sirena y uno de ellos simulaba que era un enfermo. El caso conmociona a la provincia y la causa ya fue bautizada “Paciente blanco”
El hecho tiene todas las características de una historia de ficción, pero es absolutamente real: una ambulancia del gobierno provincial de Salta fue interceptada ayer al mediodía, y Gendarmería descubrió que allí un grupo de personas transportaba 25 kilos de cocaína.
El vehículo, que hace dos años había sido donado por la Nación al Hospital Salvador Mazza (foto), circulaba a toda velocidad con la sirena y las balizas encendidas, pero fue detenido en el paraje Cuña Muerta (próximo a Tartagal, norte de Salta), porque minutos antes el conductor habría eludido de manera extraña un control vial, escudándose en la “urgencia” que generaba la gravedad del “enfermo”.
Una vez que frenaron a la ambulancia (una Ford F-100), las autoridades procedieron a requisarla y vieron que allí viajaban el conductor, una enfermera y un hombre que actuaba como paciente.
Sin embargo, la interpretación se cayó cuando los gendarmes hallaron 25 kilos de cocaína en el interior del vehículo. Por supuesto, las tres personas que iban a bordo fueron inmediatamente detenidas.
El hallazgo generó un verdadero escándalo en la provincia, y la Justicia federal ordenó tres detenciones, entre ellas la del supuesto paciente, cuya filiación no trascendió. En cambio, sí se conocieron las identidades del chofer y de la enfermera: el hombre fue identificado como Bruno Chávez y la mujer se llama Berta Ibáñez, según contó el diario El Tribuno.
Las características del caso provocaron que el operativo de investigación fuera denominado “Paciente blanco”. Y según la prensa local, por estas horas se realizan allanamientos en distintos domicilios e incluso en el Hospital Salvador Mazza, al que pertenece la ambulancia.
La gente que trabaja en el citado nosocomio expresó su consternación por lo sucedido y reclamó que se esclarezca de inmediato para no manchar el honor de los empleados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *