jueves , 5 de diciembre, 2019

Envían tropas federales a Florianópolis por la ola de violencia

El gobierno puso en marcha un operativo para controlar la ola de delincuencia en Santa Catarina. Realizaron más de 60 detenciones de presuntos delincuentes.

En tanto , unos 40 presos sospechados de ordenar ataques fueron trasladados a cárceles de otras regiones.

Tras varias semanas de atentados contra micros de línea y turísticos y ataques a dependencias y personal policial, ayer la presidenta Dilma Rousseff instruyó a su ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, para que preste apoyo federal a Santa Catarina, donde las fuerzas locales quedaron superadas por la ofensiva criminal que desde el 30 de enero ya perpetró 106 acciones.

Poco más tarde, unos 350 efectivos de la Guardia Nacional, integrada por policías de elite procedentes de Brasilia, arribaron a Florianópolis, capital del Estado de Santa Catarina (sur), donde también desembarcó un avión de la Fuerza Aérea Brasileña para colaborar con el gobierno estadual.

La población de Florianópolis y su área metropolitana está conmocionada ante la falta de seguridad, lo cual llevó a la suspensión de las clases en algunas escuelas nocturnas mientras los choferes de colectivo amagaron con suspender el servicio nocturno y exigieron reforzar la escolta de vehículos policiales para circular en esos horarios.

La organización criminal que está detrás de toda esta avanzada delictiva parece inspirada en el accionar de otra banda que actúa en Sao Paulo y es conocida como Primer Comando de la Capital.

Pese al despliegue de las tropas federales, durante la madrugada de hoy otros cuatro vehículos fueron incendiados por desconocidos en diferentes barrios de Florianópolis, capital de Santa Catarina y el principal objetivo de los vándalos, informaron las agencia ANSA y EFE.

Con esos nuevos ataques, ya suman 106 los atentados cometidos los últimos veinte días, sobre todo contra autobuses de transporte público, la mayoría incendiados por la noche y cuando se encontraban estacionados.

Hasta ahora no ha habido víctimas en ninguno de esos atentados, atribuidos a mafias de narcotraficantes que actúan desde el interior de las prisiones y mantienen contactos con cómplices en el exterior.

Durante la madrugada de hoy más de 60 personas fueron detenidas en 12 ciudades de Santa Catarina, bajo sospecha de participar de la ola de ataques que afecta a uno de los polos turísticos más importantes del país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *