miércoles , 17 de julio, 2019

En las sierras se esperaban más turistas

La mayoría de los operadores turísticos admitieron que el nivel de actividad turística en las Sierras de Córdoba es, hasta ahora, algo menor del que imaginaban. “Será que había una expectativa demasiado alta”, se consoló un hotelero de La Falda.

Aunque no fueron nada malos, los primeros 10 días de enero estuvieron por debajo de las expectativas en las sierras. No hay números cerrados aún, pero en las oficinas municipales de Turismo estimaban ayer un promedio de ocupación de entre 65 y 85 por ciento, según los casos.

Si bien la preocupación no es solo de las sierras de Córdoba, también en la costa Atlántica bonaerense es preocupante la situación, “la impresión es que enero largó con algo menos de gente de lo imaginado”, detalla La Voz del Interior.

“No ha sido tan bueno el arranque. En mi complejo, hace años que la ocupación de enero estaba toda al ciento por ciento y no ha ocurrido esta vez”, apuntó un cabañero de Villa General Belgrano. Dijo saber de otros establecimientos en situación similar. “No quiere decir que sea una mala temporada, pero sí que se esperaba un mejor arranque”, aclaró.

Una hotelera de Santa Rosa de Calamuchita, marcó que “el fin de semana estuvimos a un 80 por ciento, 10 menos que el año pasado en esa fecha”, comparó. “Pero seguramente explotará desde el próximo fin de semana, aunque imaginábamos que sería antes”, acotó.

En Mina Clavero, las estimaciones oficiales hablan de un 70 por ciento promedio de ocupación para la primera semana.

En Carlos Paz se ve mucho movimiento, pero los hoteleros plantean que están por debajo de veranos anteriores, hasta ahora. En otras localidades de Punilla, como La Falda y Capilla del Monte, las primeras respuestas dan cuenta de que esperaban algo más de gente.

Entre los motivos que se empiezan a discutir, para el caso de que la temporada sea finalmente de menor movimiento que las dos anteriores, hay uno del que por ahora habla más la gente que los empresarios del rubro: las tarifas.

Parte de la expectativa estaba dada en que este verano menos argentinos vacacionaran en el exterior. Finalmente, no fue tan marcado. Y entre las explicaciones de los que decidieron pasar las fronteras abunda una: al final, los costos son similares y hay facilidades de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *