miércoles , 16 de octubre, 2019

En el jardín del horror, las sillas de bebé tenían sogas y mordazas

Más denuncias de violencia involucran al establecimiento “La hormiguita viajera”, deComodoro Rivadavia. Ayer circularon fotos que mostraban a una criatura amordazada. Todo el personal fue despedido y el jardín cerrado.

Tres auxiliares que trabajaban en un jardín maternal de la ciudad de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, fueron denunciadas ante la Justicia y echadasde su empleo luego de que fuera difundida una fotografía en la cual aparecía un bebé de apenas cuatro meses amordazado a una silla dentro de ese establecimiento.

Ayer, los testimonios de los padres revelaron la gravedad de los hechos: “Antes, cuando eran chicos, los nenes lloraban mucho. Y ahora caigo y digo ‘capaz que para que no lloren mucho les hacían esto’”, reflexionaba Ángel, sorprendido también porque vio que “más allá de los cintos que traen las sillas, hay mordazas del tamaño del brazo de un bebé, que las deben haber usado para atar”.

Según publicó hoy el diario Patagónico, también comprobaron que había mordazas de cinta de embalar ya usadas hace tiempo, sogas y piolines en las sillas de los bebés. Incluso se observó la presencia de las cintas de enmascarar en la silla con la que a la bebé de la imagen que recorrió el país le habrían encintado la boca.

“Corroboramos que están todas las sillitas con las cintas puestas”, dijo Cecilia, quien lleva a su hijo hace siete meses al jardín. “Es inexplicable lo que se siente, impotencia, bronca. Y somos padres educados, si no, le estaríamos destrozando el jardín” dijo.

“Los nenes les contaban a los padres que les pegaban y los ataban de pies y manos; que les pegaban en las manos, de castigo”, agregó Ángel.

Esta mañana, en tanto, trascendió que durante la madrugada se registró un principio de incendio en el jardín de infantes, aunque se desconoce qué o quién generó el foco.

El escándalo, que estalló luego de que una empleada del lugar subiera a la red social Facebook la foto de un bebé amordazado, derivó en que el establecimiento fuese cerrado hoy y todo el personal despedido por la dueña y directora del jardín, Johana Paz.

El ministro de Educación de la provincia, Luis Zaffaroni, había advertido que el lugar no contaba con habilitación para funcionar como institución educativa. “Esos espacios de juego son de competencia municipal, ninguno de los mismos tiene realizado el correspondiente trámite en el Ministerio de Educación de la provincia, eso se ha hecho con habilitación municipal”, señaló.

Además, calificó de “aberrante” al episodio e informó: “Vamos a dar a conocer a todas las que sí iniciaron el trámite para ser reconocidas como instituciones educativas, porque de las 13 o 14 instituciones que están en esa condición hay muchas que jamás iniciaron ningún trámite frente al Ministerio de Educación”.

En tanto, la directora del jardín”La hormiguita viajera” detalló: “En ese momento había tres auxiliares. Las tres están con una denuncia penal”. “Ninguna se hace responsable. Se echan la culpa entre sí. Esto está en manos de la Justicia y queremos que se esclarezca lo más pronto posible”, dijo la directora del jardín en declaraciones a un canal de cable.

El escándalo se conoció cuando en la página de Facebook de “Denuncias Comodoro”, apareció la fotografía del bebé de cuatro meses amordazado a una silla. Se señaló que la imagen había sido tomada por una de las empleadas que, al parecer, quiso avisarle sobre el maltrato al niño a la dueña del establecimiento, que se hallaba en La Pampa, pero que no pudo hacerlo.

La directora, además de echar a las auxiliares que en ese momento estaban en el jardín, radicó una denuncia en la comisaría 3° del distrito por maltrato infantil. “Me enteré cuando abrí el Facebook y no lo podía creer, porque cuando esto pasó, yo estaba en La Pampa por una cuestión de salud, hace unos 15 días. Cuando estaba allá me había llamado Victoria, la profesora de folklore, y me dijo que quería hablar conmigo. Me imaginé que sería por un tema de sueldo, pero le dije que no podía hablar en ese momento y cuando volví no me abordó más y la cosa quedó ahí. Ella había estado trabajando con los nenes más grandes atrás y cuando vino al salón se encontró con el bebé amordazado y le sacó la foto”, aseguró Paz.

Además, la directora y dueña del establecimiento desde hace dos años explicó: “Ahora estoy amenazada. No puedo salir de mi casa. En las amenazas me dicen que me van a matar a mi hijo de cuatro años y que me van a prender fuego el auto”.

“Yo jamás en la vida permitiría una cosa así con una criatura. Soy mamá. Imagínense que no lo permitiría jamás”, aseveró la mujer en referencia al episodio ocurrido dentro del jardín.

Aseguró también que habló con los papás del bebé que aparece en la foto sólo por teléfono, porque no puede salir de su casa debido a las amenazas que afirma haber recibido.

Paz contó que hace dos años compró el jardín y como tenía buenas referencias de las empleadas, tomó al mismo personal que estaba trabajando en ese momento.

“Este es un incidente aislado, no es algo que ocurra todos los días creo; la encargada me dijo que fue sólo una vez y que era un chiste. No me parece un chiste para nadie, por eso yo hice la denuncia en la seccional 3° contra mis tres empleadas, ya que ninguna quiso decirme quién es la responsable. Dejo esto en manos de la Justicia”, aseguró la mujer.

“Todavía estoy shockeada por esto, ya hablé con la mamá del bebé de la foto, que por supuesto sólo atinó a llorar, pero voy a mantener una reunión con los padres para hablar con todos ellos, porque entiendo que tengo que poner la cara por esto, que me parece terrible y lamentable”, dijo la directora y dueña del establecimiento.

Según explicó, fue la profesora de música quien tomó la fotografía, posiblemente, el pasado martes 25 de septiembre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *