martes , 18 de diciembre, 2018
Autobuses Santa Fe

Empleados de Autobuses Santa Fe están en alerta y no descartan resentir el servicio

Un delegado dijo que solicitan que la empresa brinde una respuesta a diversos reclamos. Advirtió que el servicio será normal hasta el miércoles pasado el mediodía. Pero que si no hay una respuesta favorable, podrían hacer una asamblea.

Trabajadores de la empresa de transporte urbano Autobuses Santa Fe se encuentran desde la tarde del martes en estado de asamblea, en reclamo de una respuesta a pedidos que realizaron. Hasta hoy al mediodía el servicio será normal.

Así lo indicó Claudio Tórtolo, delegado de UTA en la empresa, quien manifestó a La Voz que desde hace tiempo plantearon a la gerencia de la compañía una serie de reclamos, entre ellos, falta de unidades y de personal, problemas en frecuencias y “muchas cosas más”.

Los planteos no obtuvieron respuesta de la gerencia empresarial, pese a que vienen dialogando desde hace tiempo con la empresa sobre cómo mejorar el servicio, según la versión del delegado.

Tórtolo comentó que hace dos semanas solicitaron una reunión con la gerencia, pero no se concretó, por lo que señaló que se le avisó a Autobuses Santa Fe que iban a hablar con los medios de comunicación para comunicar que desde esta tarde comenzaron el estado de alerta.

Sobre la prestación del servicio

Anoche hubo una reunión con empleados encargados de la parte operativa en la empresa (cargadores de gasoil y de limpieza) a los colectivos, aunque garantizó que el servicio de transporte urbano en la Capital es “normal” y lo será hasta el miércoles pasado el mediodía.

“Después del mediodía puede haber alguna asamblea en una punta de línea”, advirtió. 

El delegado solicitó “soluciones concretas” de la empresa a los reclamos, así como también pidió que la Municipalidad de la Ciudad, como “poder concedente y poder de policía” tome “carta en el asunto”.

Manifestó que el municipio “se llenó la boca” al anunciar 650 colectivos nuevos, cuando Autobuses Santa Fe tiene 200 y algunos fueron enviados por la compañía a otros puntos del país y existen otras unidades en muy mal estado. 

A su vez, Tórtolo dijo que hay problemas de frecuencia en la firma, porque de los seis minutos que debe haber entre colectivo y colectivo, la frecuencia es de 10 minutos en las líneas troncales, a lo que se suma las “agresiones verbales” de pasajeros a choferes.

(Fuente: lavoz.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *