sábado , 24 de agosto, 2019

El secuestrador de la abogada habría abusado de sus hijas

Las hijas de Jorge Martínez Poch denunciaron que las manoseaba y que tenía sexo delante de ellas.

Las hijas del Jorge Martínez Poch, detenido por mantener en cautiverio a su pareja Vanessa Rial y maltratarla, denunciaron ayer que en 2000 cuando su madre murió y ellas quedaron a cargo de su padre, fueron abusadas, sometidas a hechos de violencia y a presenciar actos sexuales.

Las jóvenes, de 19 y 20 años de edad, acusaron a Martínez Poch de manosearlas, de haberlas obligado a observar escenas de sexo entre él con sus parejas, y aseguraron que se drogaba enfrente de ellas y hasta habría llevado armas a la casa.

Por estas declaraciones, el fiscal Marcelo Romero pidió ayer que lo imputaran por privación ilegal de la libertad y abuso y corrupción agravada de menores, un delito de al menos 15 años de prisión.

“Desde que teníamos 8 y 10 años nos obligaba a mirar películas pornográficas con él, mientras nos acariciaba la vagina”, aseguraron las chicas a la vez que agregaron: “Se masturbaba delante nuestro y presenciábamos sus actos sexuales, obligándonos a quedarnos en la cama”.

Las hijas de Martínez Poch contaron que su padre comenzó a llevar amantes 3 meses después de la muerte de su madre y con todas “tuvo una relación violenta”.

Se sabe que Poch tendría otros tres hijos pero la Justicia aún no pudo contactar a las madres de esos chicos.

Las hijas que lo denunciaron ahora viven en Capital Federal, ya que lograron escaparse cuando cumplieron la mayoría de edad.

Sobre el caso de Vanessa Rial, la abogada maltratada, la coartada del acusado es que ella tiene problemas psicológicos por la adicción a las drogas y que él le daba protección.

Ahora el fiscal puede pedir una nueva indagatoria, con el relato de las hijas sobre sus hechos de violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *