viernes , 19 de julio, 2019

El primer ministro noruego fue taxista por un día

El primer ministro noruego Jens Stoltenberg (del Partido Laborista) se hizo pasar por un taxista en Oslo para conocer la opinión de los ciudadanos ante las elecciones de septiembre.

Los clientes le han trasladado sus quejas cuando se han subido al coche y lo han reconocido.

“Todos esos sueldos corporativos no deberían ser tan altos”, dijo una mujer.

Y él respondió: “Es difícil acabar con esto”.

“Si pero usted es el primer ministro”, contestó la  pasajera.

“Sí, pero ya sabe que yo solo no puedo aplicar medidas así”, se justificó Stoltenberg.

Un chico le preguntó si está de acuerdo con él en lo que se refiere a la política petrolera. Y el primer ministro respondió: “El Partido Socialista sí estará de acuerdo”. “¿Entonces usted no?” quiere saber el joven. “No”.

Otro chico quiere saber si ahora trabaja como taxista, a media jornada. Y el primer ministro noruego le respondió que sí, entre risas.

“Ha sido un trayecto muy agradable, voy a votarle a usted”, aseguró un hombre. Satisfecho, el primer ministro contestó: “Esto está muy bien”.

También ha habido algún que otro susto, ya que Stoltenberg llevaba sin manejar un coche 8 años. Una pasajera española le preguntó si ha renunciado como “gran papa de Noruega”, a lo que el político respondió que no ha dejado su cargo.

Sondeo insólito

Dicho video, publicado a un mes de las elecciones legislativas en las que su coalición de centroizquierda podría perder el poder, muestra al primer ministro de “incógnito” con uniforme y gafas de sol hablando con electores anónimos.

Según reporta AP, el primer ministro dijo que el objetivo era averiguar “lo que la gente realmente piensa. Y si hay un lugar donde la gente realmente dice lo que piensa sobre la mayoría de las cosas es en el taxi”.

Pia Gulbrandsen, portavoz del Partido Laborista, dijo que una empresa de publicidad ayudó a realizar la cámara oculta.

La mayoría de los pasajeros tomaron el taxi en una parada, mientras que a otros “se les dijo que los iban a recoger”, pero no quién lo haría, agregó.

Asimismo, se detalló que ninguno de los pasajeros pagó el viaje porque Stoltenberg no tienen licencia de taxi, y por el contrario, se les gratificó con 500 coronas (poco más de 86 dólres).

Las elecciones parlamentarias de Noruega están programadas para el 9 de septiembre y según AFP, Stoltenberg está todavía muy por detrás de la derecha en los últimos sondeos.

 (Fuente: Euronews y Univision)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *