viernes , 23 de agosto, 2019

El Papa conmovió con un abrazo a una persona enferma

Francisco acogió en su regazo a un hombre afectado de neurofibromatosis. Pidió solidaridad y comprensión.

El papa Francisco volvió a sorprender a los fieles, cuando hoy al término de la audiencia general en la Plaza de San Pedro, abrazó a un hombre afectado por neurofibromatosis, una enfermedad neuronal que produce tumores en la piel y deformidades en los huesos.

El Papa brindó un mensaje de solidaridad y comprensión acogiendo al enfermo en su regazo y tomando su cabeza entre sus manos durante varios minutos, ya que por la deformación física que produce esta patología genera rechazos por parte de la gente.

Antes, su santidad había pedido a los fieles que rezaran por Noemi, una niña de un año y medio que sufre una atrofia muscular degenerativa del tipo I, una grave enfermedad degenerativa.

“Os pido un acto de caridad”, reclamó el pontífice, quien vio a Noemi junto con sus padres antes de la audiencia. “Acabo de ver a esta bellísima niña con una gravísima enfermedad. Se llama Noemi, y ella, pobrecita, sonreía siempre. Sus padres rezan por la salud de esta niña. Hagamos un acto de amor por ella. No la conocéis, pero es una niña bautizada, como nosotros. En silencio pidamos ayuda al Señor para que le dé salud”, afirmó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *