jueves , 22 de agosto, 2019

El papa advirtió que la iglesia corre el riesgo de convertirse en “ONG piadosa”

El papa Francisco visitó temprano la Basílica de Santa María, en Roma. Sorprendió a todos los que allí estaban rezando. Por la tarde, presidirá la concelebración eucarística con los cardenales electores en la Capilla Sixtina.

El Papa Francisco brindó hoy una misa para los cardenales electores, en la Capilla Sixtina, dijo que la iglesia católica corre el riesgo de convertirse en “ONG piadosa” y advirtió que “cuando la Iglesia no camina, se desmorona como un castillo de arena”.

Se trata de la segunda actividad oficial como Sumo Pontífice. El idioma de la misa es el latín y las lecturas se harán en italiano, lo mismo que la homilía del nuevo pontífice, informó la Santa Sede.

En su primera misa, el papa Francisco dijo que “cuando la Iglesia no camina, se desmorona como un castillo de arena”.

El Sumo Pontífice aseguró que la Iglesia católica corre el riesgo de convertirse en “ONG piadosa” y que “a veces hay choques, movimientos que no son el camino y nos hacen retroceder”. Asimismo, pidió que hay que “edificar la Iglesia sobre la sangre del Señor” y “así podrá salir adelante”. “Si no confesamos las cosas ante Cristo, las cosas no funcionan”.

“Seremos una ONG piadosa y no la esposa del señor. Cuando la Iglesia no camina, se detiene. Cuando no edificamos, ocurre lo que les ocurre a los niños en la playa y hacen castillos de arena en la playa que se deshacen”, afirmó.

“El mismo Pedro, que se ha confesado, le dice a Cristo: ‘Sí, tú eres Cristo, yo te sigo, pero no vamos a hablar de la cruz. Yo te sigo con otras posibilidades, sin la cruz’”. Y cuando caminamos sin la cruz, y cuando confesamos sin la cruz no somos discípulos del señor. Somos de la Tierra, mundanos, somos obispos, sacerdotes, cardenales, papas, pero no somos discípulos del señor”, dijo Francisco.

“Quisiera que todos nosotros tuviésemos el valor y el coraje de caminar en la presencia de Dios, con la cruz de Dios, de edificar la Iglesia sobre la sangre de Dios y confesar que la única gloria es Cristo en la cruz, Así la iglesia puede seguir adelante. Pido a Dios que nos conceda esta gracia”.

El culto se desarrolló bajo el impresionante fresco de Miguel Ángel Buonarroti, El juicio final, el mismo lugar que presidió las deliberaciones para elegir al sucesor de Benedicto XVI.

El Papa inició su primera mañana como pontífice rezando en la principal basílica de Roma dedicada a la Virgen María, un día después de que cardenales de todo el mundo lo eligieron como el primer papa americano.

Bergoglio entró pasadas las ocho de la mañana de Italia (4:00 hora Argentina) en un coche aún sin matrícula oficial del Papa, “CV1”, por una puerta lateral de la mayor basílica romana dedicada al culto mariano. El vehículo fue escoltado por el cuerpo de motociclistas de la Policía italiana.

Francisco rezó en la Capilla Paulina, que estuvo cerrada al público, aunque en la puerta fue ovacionado por un nutrido grupo de feligreses que lo aguardaban, y dejó un ramo de flores a la imagen de la virgen Sales Populus Romana (video).

El vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, en conferencia de prensa dio detalles de las últimas horas tras el nombramiento. Comentó que Bergoglio acudió a la residencia donde se alojó en los días previos al cónclave, recogió su valija con las cosas que trajo a Roma y pagó la cuenta, “para dar ejemplo”.

Al ser consultado sobre el primer destino que visitará Francisco, el vocero del Vaticano aseguró: “Es de esperar que el Papa realice un viaje a la Argentina”.

Sobre el cuerpo que tendrá a cargo la seguridad del Papa, Lombardi aclaró que será el mismo que tenía Benedicto XVI, aunque advirtió la similitud de Francisco con Juan Pablo II, acostumbrado a romper los protocolos. “Ha llegado un nuevo estilo, se adoptará la seguridad a los requerimientos del Sumo Pontífice”, explicó.

Lombardi destacó que el Papa Francisco empieza “su misión” con el acontecimiento más importante para los católicos: la Semana Santa. Y dice que agradece mucho a Benedicto XVI que haya tenido en cuenta este calendario.

Además, personalmente, expresó su satisfacción por la designación del primer Papa Jesuita. “Para los Jesuitas es algo extraordinario, ninguno de nosotros lo había imaginado; recibió una llamada para una misión, muy particular, que ninguno otro había recibido”.

“Sean misericordiosos”, pidió el Sumo Pontífice. El lema episcopal de Bergoglio es la frase latina del Evangelio de Mateo “Miserando atque eligendo”, que describe la postura de Jesús hacia el pueblo (considerado un público pecador) que “lo miró con misericordia y lo eligió”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *