sábado , 19 de octubre, 2019

El maquinista español hablaba por teléfono cuando descarriló

Las cajas negras revelaron que el conductor atendía la llamada de un controlador que le indicaba la vía de ingreso a la estación.

El maquinista Francisco José Garzón Amo, estaba hablando por teléfono en el momento en que se produjo el descarrilamiento del tren en España, pero se trataba de un llamado de consulta a un controlador que le indicaba el ingreso a la estación Ferrol.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia informó hoy que se trata de la información que revelaron las dos cajas negras, ubicadas una en el vagón delantero y otra en el trasero.

El magistrado del Juzgado de Instrucción nº3 de Santiago, Luis Aláez, participó personalmente del proceso de volcado de información de las dos cajas para garantizar la integridad y fiabilidad del contenido. La información que se obtiene de las cajas está encriptada y se pasa por un programa informático para proceder a su decodificación.

Con los primeros datos que se conocieron se pudo determinar que en momento previos a la tragedia el tren circulaba a 192 kilómetros por hora, que segundos antes del accidente se activó un freno, y que en el momento de la salida de vía el tren circulaba a 153 kilómetros por hora.

Del audio almacenado en las cajas negras se ha podido saber también que la llamada telefónica fue entrante. Del contenido de la conversación y por el ruido de fondo parece que el maquinista consulta un plano o algún documento similar en papel.

En su declaración ante el juez el domingo pasado, el maquinista aseguró que había tenido un despiste y que circulaba a más del doble de velocidad de la permitida.

El teléfono de empresa del maquinista se perdió en la tragedia, por lo que el juez ha pedido la información de llamadas y mensajes a la compañía telefónica.

En las diligencias practicadas sobre el teléfono personal del conductor no se halló información acerca de llamadas o mensajes de texto realizados en los instantes previos al accidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *