sábado , 17 de agosto, 2019

El joven que fallecido en la comisaría murió por ahorcamiento

La fiscal Hillmann informó que la autopsia determinó que el cuerpo de Jorge Reyna tenía escoriaciones en varios sectores de su cuerpo.

La fiscal de Cosquín, Alejandra Hillman, informó que la autopsia realizada al menor de 17 años, Jorge Reyna, que falleció en una comisaría determinó que murió por ahorcamiento.

“El cuerpo del joven presentaba escoriaciones en varios sectores de su cuerpo. Tenía lesiones sobre el rostro, en el hombro, en una de sus piernas, en el muslo y en las pantorrillas. Ahora resta establecer si esas heridas fueron ocasionadas antes o después de su muerte”, indicó Hillman.

El episodio se conoció el sábado por la noche, y desde entonces se han produjeron duros enfrentamientos entre jóvenes allegados a Reyna y la Guardia de Infantería de la policía.

Según fuentes policiales, el muchacho -que había sido detenido por un supuesto robo- apareció sin vida con signos de ahorcamiento.

Sin embargo, la madre del adolescente, María Olga Tallapietra, aseguró que “el sábado me dicen que lo detienen a las 6.30 siendo que estuvo hasta las 10.30 en la casa de mi padre. A las 11 se fue a la terminal para viajar a Santa Isabel donde trabajaba, ahí lo agarró la Policía, lo lleva a la comisaría acusándolo de haber robado un GPS de un auto”.

“Cuando me entero que se había ahorcado, me dicen que había robado tres casas, un auto. No sabían qué inventar”, explicó y agregó que en base a dichos de testigos presenciales “lo agarraron de los pelos, lo lastimaron, pedía auxilio y nadie hizo nada, gritaba mientras le quitaron la vida”, contó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *