jueves , 17 de octubre, 2019

El intendente Mestre declaró la emergencia ambiental de la Planta de Bajo Grande

Se decretó la emergencia de la Planta de Bajo Grande por denuncias sobre el nivel de contaminación del Río Suquía. La medida permitirá actuar de manera expeditiva sobre los fondos que permiten su reparación.

El intendente Ramón Mestre decretó ayer el estado de emergencia de la Planta de Bajo Grande. Si bien el decreto fue firmado el 5 de agosto, recién ayer fue publicado en el Boletín Oficial.

Esta medida permite que en un plazo de 180 días, la Secretaría de Infraestructura de la Municipalidad de Córdoba, disponga de una manera más laxa el manejo de partidas destinadas a la reparación y puesta en marcha de la planta. Según informó Héctor Di Forte responsable de ésta secretaría, la inversión que se realizará rondará los 8 millones de pesos.

Di Forte confirmó también, la colocación del variador afectado responsable del tratamiento de los líquidos que derivaban en el río Suquía.

Desde la oposición, el concejal Marcelo Rodio comentó que semanas atrás él mismo pidió que se declare la emergencia ambiental de la planta.

“Es un default ambiental y no le queda otra que reconocerla”, afirmó Rodio, al tiempo que se comprometió a llevar adelante una exhaustiva investigación sobre el destino de los fondos que se inviertan.

“Desde el Concejo vamos a hacer el seguimiento de los fondos destinados para obras y para solucionar la Emergencia. No como pasó la última vez que salieron destinados 100 millones para la ampliación y nunca se supo qué se mejoró con esta planta”, finalizó el edil.

Por su parte, Olga Riutort al conocer la noticia recordó que: “Hace mucho tiempo estamos en emergencia. Desde principios del 2012 venimos advirtiendo al Intendente sobre esta grave problemática, sobre el mal funcionamiento de la planta de tratamiento de Bajo Grande que arroja líquidos cloacales al río, poniendo en peligro la salud de todos los vecinos. Es tan grave el problema de la contaminación de nuestro río, que son de esos problemas que no pueden esperar, de esos que deben figurar en primer lugar de la agenda de los funcionarios públicos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *