sábado , 24 de agosto, 2019

El hijo de Aliverti dijo que no sesiente responsable del accidente

El locutor Pablo García, aseguró ayer que “no se siente responsable” por haber atropellado y matado al ciclista Reinaldo Rodas en febrero y que por eso no pedirá perdón, aunque aseguró que se puso a disposición de la familia de la víctima.

“Ya hablé con la familia y me puse a su disposición. Uno no puede pedir perdón por algo de lo que no se siente responsable”,sostuvo el acusado en declaraciones a la prensa televisiva, mientras paseaba a su perro.

El hijo de Eduardo Aliverti realizó estas declaraciones después de que se pospusieran los peritajes psicológicos que debían realizársele, dado que los peritos psiquiátricos consideraron que no era recomendable que se realizaran el mismo día que se cumple un año de la muerte de su madre.

García reiteró que la víctima “estaba circulando en Panamericana en bicicleta” y “que no podía circular por ese lugar”. Así, justificó la muerte del vigilador del country Mapuche, de 53 años, ocurrida el 17 de febrero.

Respuesta. “Hay una necesidad de obstaculizar”, respondió Aldo Rodas, hermano de Reinaldo, quien le pidió a Aliverti “que se ponga a disposición de la Justicia”.

“Ya se está viendo el total desprecio que él tiene por los demás. Son gente con mucho ego, cuando ya le pasó el shock tendría que haberse acercado, pero hay gente que no tiene relación y por ahí vive en otro mundo”, remató en diálogo con Canal 26.

Otro día. Este miércoles se debía presentar el locutor Pablo García, acusado por la muerte del empleado de seguridad Reinaldo Rodas, para realizar una serie de peritajes psicológicos pero la cita se pospuso al 30 de septiembre.

El motivo de la postergación fue revelado por el propio García. Dijo: “Consideraron que no era lo mejor que a un año de la muerte de madre se hiciera hoy la pericia”

El locutor se prestará a las pruebas el lunes 30 de septiembre, adelantó su abogado, Adrián Albor, a la agencia Télam. En mayo, García había pedido su sobreseimiento a la fiscal María Inés Domínguez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *