martes , 20 de agosto, 2019

El gobierno ruso acusó de “piratería” a activistas de Greenpeace

Los 28 activistas de la organización Greenpeace fueron acusados por el Gobierno ruso de actos “piratería”, delito que contempla penas de hasta 15 años de prisión.

Entre estos activistas se encuentran dos argentinos: Camila Speziale (21) y Hernán Pérez Corsi (40).

Recordemos que este grupo de activistas fue detenido el 19 de septiembre pasado, luego de querer ascender a la plataforma de perforación petrolera de la estatal Gazprom, con el objetivo de lograr conciencia en la sociedad sobre los riesgos para el medio ambiente.

Las autoridades nacionales rusas irrumpieron el navío de forma sorpresiva y armados, deteniendo al grupo completo de activistas. Más allá que la protesta de los activistas de Greenpeace se realizó fuera de las aguas nacionales rusas, se encontraban dentro de la zona económica exclusiva de Rusia.

Si bien miembros de la organización habían anticipado que lo más probable era que ningún detenido fuera acusado, se conoció hoy martes, la disposición del gobierno ruso.

“Todos los activistas involucrados en el caso serán procesados independientemente de cuál sea su nacionalidad y todas las acciones legales se llevarán a cabo en estricta conformidad con la legislación rusa y el derecho internacional” anunció un alto funcionario del gobierno ruso.

Las familias pudieron hablar con los dos argentinos el jueves. Desde ese día tienen la comunicación interrumpida por las fuerzas militares rusas.

Por su parte Camila expresa en un video tomado tiempo atrás que: “Para mí ser activista significa poner el cuerpo por lo que estoy haciendo, sentir que estoy tomando el camino correcto y que estoy moviéndome para poner mi granito de arena”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *