jueves , 12 de diciembre, 2019

El fusil del atacante de Denver se trabó y evitó que hubiera más muertes

El arma semiautomática se atascó y lo obligó a usar otra de menos poder de fuego. James Holmes está aislado en una celda. Dicen que los detenidos en la prisión quieren matarlo por “asesino de niños”.
La masacre de Denver podría haber sido mucho peor. El viernes, durante el estreno de la última película de Batman en la localidad de Aurora, un joven de 24 años irrumpió en la sala armado hasta los dientes y disparó a mansalva. Murieron 12 personas y más de 50 resultaron heridas. Pero la historia podría haber sido mucho peor. En medio de la oscuridad del cine, los espectadores estaban completamente indefensos. Muchos no saben aún por qué se salvaron. Ahora, los investigadores tienen una pista: el fusil semiautomático que James Holmes usó durante el tiroteo se atascó, lo que lo obligó a utilizar otra arma con menos poder letal.
Según informa  la prensa local, el arma inutilizada por Holmes en el cine Century de Aurora, en el Estado de Colorado (EE.UU.) tenía un cargador de municiones de alta capacidad, que permitía efectuar entre 50 y 60 disparos por minuto. Pero el arma se trabó y los planes del joven se truncaron.
El viernes este joven provocó una de las peores masacres indiscriminadas que recuerde Estados Unidos, que obligó al presidente Barack Obama a decretar seis días de duelo y a viajar a la zona para reunirse con los familiares de las víctimas y de los más de 50 heridos.
Holmes fue detenido por la Policía y se encuentra en una celda aislada. Mañana comparecerá ante la Justicia. Está acusado de matar a 12 personas y herir a otras 58 durante el estreno de “The Dark Knight Rises”, última película de la saga Batman. Entre las víctimas figura una niña de seis años.
A pesar de lo que hizo, Holmes no muestra remordimiento alguno y tiene un comportamiento desequilibrado en la celda de aislamiento en la que se encuentra, escribió hoy el diario Daily News.
“Escupe a los guardias, escupe a todos, se comporta de modo raro”, dijeron algunas fuentes al diario.

En la primera noche en la cárcel, Holmes no hizo buenas migas. Los presos que están cerca entonaron canciones en la que lo tratan de asesino de niños y “todos hablan de matarlo y buscan una ocasión”, le dijo al Daily News Watne Medley, que acaba de salir de esa cárcel.
Holmes recibió varios pedidos por correo que las autoridades creen le sirvieron para armarse hasta los dientes y colocar decenas de trampas explosivas en el lugar donde vivía.
En Aurora, los investigadores retiraron durante varias horas materiales explosivos del interior del departamento de Holmes, un día después de que la Policía dijera que el implicado abrió fuego y activó un cartucho de gas dentro de un cine, minutos después de iniciar el estreno de la película.
“Lo que vemos aquí es evidencia de cierta actitud calculada y deliberada”, dijeron los investigadores que creen que Holmes planeó la masacre durante meses.

Fuente: AP, ANSA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *