domingo , 18 de agosto, 2019

Dos vecinos aseguran que Mangeri acosó a una empleada

Se trata de una pareja de ancianos que vive en el edificio donde asesinaron a Ángeles. Dijeron que una mujer que trabajó en su departamento les contó que el imputado la acosaba sexualmente.

Una pareja de ancianos que vive en el edificio de Palermo donde asesinaron a Angeles Rawson declaró que una mujer que trabajó como empleada doméstica en su departamento y en una oportunidad hizo una suplencia del portero Jorge Mangeri les contó que el imputado la acosaba sexualmente.

Fuentes judiciales informaron hoy que estas dos testimoniales que complicaron la situación de Mangeri fueron tomadas ayer por el juez de instrucción Javier Ríos, a cargo de la investigación por el homicidio de la adolescente, ocurrido el 10 de junio último.

Según los voceros, la pareja explicó que en una oportunidad Mangeri tuvo un problema en una rodilla, se tomó una licencia y la administración contrató para hacerle la suplencia de la portería a una mujer que también ellos tenían como empleada por horas para que limpie la casa.

“Esa mujer les dijo a sus patrones que renunciaba y no iba a ir más a su casa ni a tomar más suplencias en el edificio porque Mangeri la acosaba permanentemente y le hacía distintas propuestas de índole sexuales”, dijo a Télam una fuente judicial.

La misma fuente contó que “la mujer de la pareja le dijo al juez muy angustiada que estaba arrepentida de no haberle creído en ese momento a esta empleada, porque de ser así, lo hubiera comentado en el consorcio, quizás hubiesen echado a Mangeri y hoy Angeles estaría viva”.

Los ancianos también se disculparon con el juez Ríos por no haber contado este episodio cuando el 26 de junio todos los vecinos de Ravignani 2360 fueron trasladados compulsivamente a declarar a Tribunales en camionetas de la Policía Metropolitana, pero le explicaron al magistrado que era de noche y estaban cansados.

El matrimonio fue citado para corroborar una información que llegó a la causa a través de un mail que enviaron el 18 de septiembre a la fiscalía de Paula Asaro, en el que un hombre contó que su madre es vecina de la cuadra y al dialogar con el anciano que vive en Ravignani 2360, éste le había dicho que a él le habían renunciado dos empleadas cansadas de los acosos de Mangeri.

En el mail -al que tuvo acceso Télam-, el denunciante transcribió el diálogo que su madre tuvo con el varón de esta pareja de ancianos.

“Ustedes en el edificio ¿creen que fue él?”, preguntó su madre y el hombre respondió: “Pero señora, ¿qué le parece? A mí se me fueron dos empleadas domésticas cansadas de que este señor las acosara constantemente”.

La semana pasada, el juez Ríos convocó a declarar al remitente del mail, quien ratificó el contenido de su correo electrónico y ayer decidió tomarle testimonial directamente a la pareja de ancianos que, según este testigo, había hecho estos comentarios sobre Mangeri.

Esta no es la primera vez que algún testigo declara que Mangeri solía piropear o acosar a mujeres del barrio.

Una empleada de una inmobiliaria afirmó que el portero le ofreció “cien pesitos” para ir al sótano, y otra mujer también denunció que su empleada, quien vive en la casa tomada ubicada junto al edificio de Ravignani 2360, le dijo que Mangeri la acosaba cada vez que pasaba.

Angeles “Mumi” Rawson (16) desapareció el lunes 10 de junio cuando regresaba de una clase de educación física hacia el departamento de la planta baja “A” del edificio donde vivía con su madre, su padrastro y sus hermanos.

Al día siguiente, su cadáver fue hallado en el predio de la CEAMSE, en la localidad bonaerense de José León Suárez, y por el homicidio fue detenido Mangeri, quien se autoincriminó cuando declaraba ante la fiscal Asaro.

Según la última Junta Médica, Angeles murió entre las 11 y las 17 de aquel lunes, sofocada y estrangulada en una maniobra que no duró más de cinco minutos, luego de ser golpeada y antes de que su cuerpo ingresara a la compactadora de basura.

En pocos días, la Junta Médica debe definir si las lesiones genitales y paragenitales que presentaba Angeles fueron producidas durante un ataque sexual y en caso de que eso ocurra, el juez Ríos volverá a indagar a Mangeri y le imputará un homicidio agravado con pena de prisión perpetua.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *