jueves , 12 de diciembre, 2019

Dos empresas pugnan por hoteles de la Unidad Turística Embalse

Las mismas dos empresas que tienen actualmente la concesión de los servicios de gastronomía y limpieza de las habitaciones en la Unidad Turística de Embalse fueron las únicas que presentaron propuestas en el marco de la compleja licitación para renovar por dos años dichas prestaciones sociales.

De acuerdo a lo informado desde el Ministerio de Turismo de la Nación, sólo las firmas General Abastecimiento Sociedad Anónima (GASA) y Servicios de Alimentos Sociedad Anónima (SASA) formalizaron sus ofertas para este proceso licitatorio. La ausencia de otras empresas se explica por el hecho de que el canon actual que perciben las concesionarias está lejos de lo ideal y no alcanza a cubrir los costos que demanda ofrecer un servicio de pensión completa (desayuno, almuerzo y cena) más la limpieza de camas y habitaciones a cargo de mucamas.

Desde hace tres años, GASA y SASA perciben por día y por turista social atendido la suma mínima de 62,89 pesos. Si se le deduce el 21% del IVA, en limpio le queda a cada empresa por visitante apenas 49,70 pesos, una cifra ínfima para cubrir los gastos básicos que garantiza las prestaciones mencionadas.

Las mencionadas empresas y las que tienen la concesión del Complejo Chapalmalal en Mar del Plata exigieron al Ministerio de la Nación una actualización de tarifas. En principio se les iba a pagar 85 pesos en total por turista y día pero luego, las autoridades dieron marcha atrás y ofertaron 75, aunque todavía no hay nada en firme.

Hay que tener en cuenta que con los 49,70 que cobran con dos o tres meses de atraso, GASA y SASA deben brindar un desayuno de café con lecho y dos medialunas y un almuerzo y cena conformado por una entrada, un primer plato y postre.

Por si todo esto fuera poco, deben afrontarse los salarios de mozos, cocineros y mucamas.

Si bien GASA y SASA se presentaron a la nueva licitación, aguardan con urgencia la recomposición urgente del canon puesto que no tienen mayor margen para poder operar con menos de 50 pesos por día.

En cualquier localidad turística de Córdoba, un desayuno de esas características no baja de 15 pesos y un almuerzo y una cena básica parte de un mínimo de 50 pesos.

En la nueva licitación la Nación estableció una tarifa básica por jornada de 160 pesos con IVA incluida. Esta cifra mucho más acorde a la realidad del país y de la Provincia, dista y mucho de los magros 49,70 pesos que se abonan netos por día y turista.

Las fuentes consultadas en Buenos Aires temen que si la Nación no recompone rápidamente el canon que abona a las concesionarias, estas se retirarán de la prestación y también del proceso licitatorio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *