martes , 15 de octubre, 2019

Dioxitek deberá relocalizarse

Tras la clausura a la planta de elaboración de dióxido de uranio que la empresa Dioxitek tiene en barrio Alta Córdoba de la capital provincial, desde la Municipalidad indicaron que, conforme con las normas vigentes, no puede estar funcionando en ese lugar. De esta manera, el Ejecutivo municipal retoma la misma posición que tuvo en 1994, cuando se iniciaron los pedidos en ese sentido.

El 99 por ciento de Dioxitek es propiedad de la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea) y el uno por ciento, del Gobierno de la provincia de Mendoza. En la planta de Alta Córdoba, elabora dióxido de uranio, una materia prima que se utiliza para la elaboración del combustible de las centrales nucleares del país. También se elaboran fuentes selladas de cobalto 60, de diversos usos industriales y medicinales.

El viernes pasado, la Municipalidad clausuró las instalaciones de Dioxitek por violar la ordenanza 8.133 de uso de suelo. Facundo Cortés Olmedo, secretario de Gobierno municipal, explicó los motivos de la clausura: “La hemos clausurado porque se vencieron los plazos para que se trasladara”.

“Se aplicó la ordenanza, hay que ver qué posición asume la empresa. Si se va a ir, si no se va a ir, lo cierto es que allí no podría seguir funcionando”, insistió el funcionario.

La historia del pedido de traslado de Dioxitek se remonta a 1994, cuando el entonces intendente, Rubén Martí, comenzó con las gestiones para la relocalización.

Desde ese momento, se sucedieron los anuncios y las promesas sobre un nuevo lugar para radicar Dioxitek. En 18 años se barajaron posibilidades como Los Gigantes y Despeñaderos, en la provincia de Córdoba; San Rafael, en Mendoza, y, por último, La Rioja.

(Fuente: La Voz del Interior)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *