jueves , 18 de julio, 2019

Desde hoy rige en Córdoba la ley antidrogas contra el “menudeo”

Entra en vigencia la nueva ley de lucha contra el narcotráfico, aprobada por la Legislatura Unicameral. Según los dos fiscales de Capital, perseguirán “al último eslabón del narcotráfico”.

En esta legislación se permite a la Justicia provincial investigar los casos de tenencia para consumo personal, la comercialización y el cultivo para consumo personal. Las causas por tenencia en grandes cantidades seguirán en manos del fuero Federal.

Marcelo Fenoll, fiscal de instrucción del nuevo fuero provincial, señaló que será la primera experiencia, en muchos casos, de los funcionarios policiales que actúan contra el narcotráfico con la Justicia provincial.

“Las investigaciones se podrán llevar a cabo desde lo que es el microtráfico de drogas o el hallazgo del kiosco producto de una investigación federal”, indicó.

Por su parte, Marcelo Sicardi, el otro fiscal de instrucción a cargo de las investigaciones bajo esta nueva normativa, sostuvo que -en cuanto a la cantidad de drogas que permita separar la tenencia de la comercialización- “una persona con cinco cigarrillos de marihuana en el bolsillo en una plaza, los puede tener para consumo personal o los puede tener para vender”.

Sobre la consulta de qué ocurrirá cuando los policías de la fuerza provincial encuentren a una persona con posesión de estupefacientes para su consumo personal, Fenoll aclaró que “tienen la orden expresa de incautar la droga, identificar a la persona y dar cuenta de ese procedimiento a la Fiscalía”. Luego, ésta evaluará las circunstancias y tome una decisión al respecto.

“La prioridad en Córdoba es combatir la oferta de estupefacientes y no la demanda”, aseguró Fenoll.

Mientras que Sicardi afirmó que para combatir el involucramiento de la Policía en hechos de corrupción y la complicidad con el narcotráfico, el Ministerio Público estará presente en cada una de las intervenciones. “Estaremos en los allanamientos”, advirtió.

Por último, Fenoll explicó que “el objetivo es que la detención del imputado sea rápidamente puesta en consideración de un Juez, para que éste evalúe la regularidad del procedimiento que culminó con la detención, el marco probatorio que la sustenta y cuánto tiempo necesitará el fiscal para completar su investigación”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *