domingo , 25 de agosto, 2019

Denunciarían a un sanatorio sanjuanino que cambió bebés por error

Las madres de que pudieron recuperar sus hijas analizan iniciar acciones legales contra esa institución. Desde el establecimiento admitieron que se trató de “un error”.

Dos mujeres que ayer recuperaron a sus bebés luego que un sanatorio privado se las cambiara por error, aseguraron que analizan iniciar acciones legales contra esa institución, mientras que desde el establecimiento admitieron que se trató de “un error”.

Ayer, el juez de Instrucción Benito Ortiz, con los resultados de los ADN de ambas bebas, ordenó que se realice el intercambio de bebés entre sus madres.

El lunes 30 de septiembre Lorena Gerbeno, una abogada de 37 años y madre de otros dos chicos, recibió después de dar a luz a una beba que no era la suya, lo que fue corroborado con un estudio de ADN.

“Todos me decían que estaba loca, me explicaban los sistemas que tienen para relacionar al niño con la madre y en mi familia tampoco me creían, pero yo me di cuenta desde el principio”, dijo a la joven madre.

Gerbeno aseguró que “hubo muchos errores en el sanatorio, desde el peso de la bebé hasta la forma en que nació, porque me dijeron que venía de cabeza y el informe dice que nació de nalgas, entre otras muchas cosas que me hicieron dudar”.

“Por ahora estamos disfrutando de ella y ya veremos si iniciamos una cuestión judicial por todo lo que nos tocó vivir”, aseveró.

Por su parte Verónica Tejada, la otra damnificada, contó que “me destrozaron como madre, fue horrible” y que “los días que esperé el resultado de ADN fueron los peores de mi vida”.

En este sentido, Verónica manifestó tener “una mezcla de sentimientos muy rara, con una felicidad enorme porque disfruto de mi hija, pero es imposible que me olvide de la otra gorda”, y consideró que “a Lorena le debe pasar lo mismo”.

“Nos va a quedar un vínculo de por vida” con la niña de Gerbeno, consignó Verónica, a la vez que confirmó que estudia una acción legal contra el sanatorio.

“Por el momento queremos reencontrarnos con nuestra hija, disfrutarla y crear un vínculo, pero probablemente sí iniciemos demandas penales más adelante”, confirmó.

En tanto, el Sanatorio Argentino admitió que se trató de “error” y negó que hubiera una “causa penal, porque la supresión de identidad requiere de la existencia de dolo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *