domingo , 20 de octubre, 2019

Declaró el hermano de Ángeles

El juez Javier Ríos solicitó el testimonio de Juan Cruz Rawson. El abogado de la querella dijo que lo que declaró “no varía en nada la hipótesis de investigación”. Habría contestado sólo tres preguntas. Investigan un facebook ofensivo que festejaba la muerte de la joven.

El hermano de Ángeles Rawson, Juan Cruz, de 19 años, declaró hoy por segunda vez en la causa por el crimen de su hermana, aunque el abogado de la querella dijo que lo que declaró el joven “no varía en nada la hipótesis de investigación”.

Juan Cruz llegó a Tribunales al mediodía, donde brindó su declaración ante el juez Javier Ríos. En la diligencia estuvo también presente la fiscal Paula Asaro y el abogado de la querella, Pablo Lanusse, y el padre, Franklin Rawson.

Según dijo Lanusse, “sólo le hizo tres preguntas puntuales y el doctor Marcelo Biondi (abogado de Mangeri) dos”. De igual forma, sostuvo que lo que dijo Juan Cruz no cambia “en nada” la hipótesis de investigación.

Las dos únicas personas que saben qué pasó, son Ángeles y el señor Mangeri“, aseguró el letrado. “Ángeles habló en la autopsia, a través del ADN de sus uñas”, agregó.

“Se le peguntó sobre una persona que podría haber aportado datos a la causa y sobre si había visto o no en la madrugada del lunes al martes a Mangeri”, contó Lanusse.

“Desde la defensa, (Juan Cruz) es una persona que conoce desde hace mucho tiempo a Mangeri y de lo que aportó dijo que nunca vio una conducta indebida de Mangeri” con ninguna vecina, dijo Biondi, quien dijo que pidió una nueva nulidad de la respecto a la cadena de custodia de las muestras de ADN.

Asimismo, la mujer que envió un mail en el que pidió a la Justicia que lo investigaran al encargado una vez ocurrió el homicidio, también dio su testimonio ante el juez. Según dijo Biondi, “la mujer no aportó nada“.

El magistrado Ríos solicitó también ayer a la tarde que se practiquen estudios psiquiátricos a Jorge Mangeri, único imputado por la muerte de la joven Ángeles Rawson. El pedido apunta a determinar su perfil, conducta sexual, vínculos afectivos y control de impulsos.

Hasta el momento, los únicos estudios que se le habían realizado a Mangeri fueron en el penal de Ezeiza y estuvieron a cargo de peritos de la defensa, aunque no se dieron a conocer los resultados.

Ríos, en su escrito, también solicitó el listado completo de los llamados telefónicos entrantes y salientes de la víctima, así como del único imputado y de todos los allegados a la joven. El pedido incluye asimismo las declaraciones de todos los peritos que trabajaron en el caso.

Marcelo Biondi afirmó además que solicitarán a todos los canales de noticias que aporten las grabaciones de las declaraciones de Dominga Torres, la empleada doméstica de la casa de Ángeles, para estudiar sus palabras.

Consultado sobre por qué aún no fue citado a declaración Sergio Opatowsky, pareja de la madre de Ángeles, Biondi aclaró que “no está mal el hecho de seguir colectando pruebas, en caso de ser necesario lo citarán en calidad de testigo o de otra forma”.

Investigan un Facebook

Por otra parte, el juez Ríos ordenó investigar quién fue la persona que creó en la red social Facebook una página ofensiva que “festejaba” la muerte de la adolescente Angeles Rawson.

La página -que ya fue dada de baja- se titulaba “Angeles Rawson murió como lo que era: una basura” y tenía una fotografía de la víctima con dos camiones de basura de fondo.

En el punto 7 de las 52 medidas que dispuso ayer, el juez Ríos ordenó remitir un oficio a la sede de la empresa Facebook en Capital Federal con el fin de que en el plazo de tres días notifique los datos de la persona que abrió ese sitio y la dirección de IP desde donde se creó, es decir, la ubicación de la computadora.

El administrador de esa página de Facebook presentaba el sitio de la siguiente manera: “Un grupo de personas con las ideas claras nos reunimos para mostrarle nuestro apoyo y nuestro agradecimiento al asesino de Ángela (sic) Rawson por haber eliminado a un ser deleznable, un parásito social. ¿En qué nos basamos para decir esto? Ya lo sabrán”.

En la misma página, califican a Angeles como “un otaku menos”, un término que se emplea para referirse de manera despectiva a las personas que son fanáticas de la cultura del animé y el cosplay, como lo era la joven asesinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *