jueves , 19 de septiembre, 2019

Debido a los destrozos por la tormenta solicitan que los turistas no viajen a La Cumbrecita

Desde la localidad cordobesa aseguran que no pueden brindar los servicios necesarios. Solo quedan dos familias evacuadas. En tanto el intendente de Yacanto, Oscar Musumeci, señaló a Cadena 3 que “el daño es mayor” de lo que esperaban.

Son incesantes las tareas en las diversas localidades cordobesas afectadas por los intensos vientos registrados durante la madrugada de ayer en diversas zonas de la provincia de Córdoba.

Las comunas que más sufrieron la ferocidad del meteoro fueron La Cumbrecita, Villa Berna y Yacanto, todas en el Valle de Calamuchita.

Desde La Cumbrecita, el hermoso pueblo peatonal ubicado a 45 kilómetros de la ciudad cordobesa de Villa General Belgrano, solicitan que los ciudadanos se abstengan de ir al lugar ya que aseguran que no pueden brindar los servicios necesarios.

Pese a que solo quedan dos familias evacuadas la situación sigue siendo caótica por los destrozos sufridos.

En tanto, Oscar Alfredo Musumeci intendente de Yacanto, manifestó a Cadena 3: “Está un poco más tranquilo aunque con más preocupación que ayer. Se está reestableciendo la energía. Más preocupados porque nos estamos dando cuenta que el daño es mayor de lo que esperábamos”.

Además confirmó que “no hay personas evacuadas” y que “muchos complejos y viviendas sufrieron daños importantes”.

El intendente de La Cumbrecita Daniel López remarcó  que el paisaje de la zona no volverá a ser el mismo. “Hay cientos de árboles caídos, techos de casas volados, cuatro familias evacuadas. No hay luz ni teléfono”, dijo.

“Creo que va a quedar distinta. Desde el camino veíamos casas que no se saben ver normalmente”, dijo y agregó: “En mis 45 años nunca vi algo así”.

“Fue un viento importante. Hizo un desastre. No hay luz, ni teléfono. Hay casas tapadas por árboles. Se han caído cientos de árboles”, dijo. Además manifestó que el viento “se llevó” techos de viviendas” y cuatro familias debieron ser evacuadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *