jueves , 19 de septiembre, 2019

Crece el número de heridos y el más grave se encuentra en coma

El número de heridos se elevó de 50 a 66 en horas de la madrugada. La mayoría vecinos aledaños a la fábrica donde se produjo la explosión.

En declaraciones oficiales a primera hora de hoy, el ministro de Salud, Francisco Fortuna informaba que si bien no había que lamentar víctimas fatales hasta el momento, 4 personas se encontraban es grave estado de salud.

“En su mayoría fueron pequeñas lesiones, problemas respiratorios leves o derivados de situaciones emocionales. Hay dos derivados al de Urgencias, las más graves tienen un traumatismo craneoencefálico y una mujer que sufrió una descompensación cardiovascular severa. También hay un policía y un bombero derivados al Policlínico”, explicó Fortuna.

Desde el Hospital de Urgencias se informó que están internadas dos heridos graves: Pablo Amaya de 18 años y María Angelina Cueto de 64 años.

“Amaya ingresó a las 21.16 con traumatismo de cráneo grave, un hematoma subdural que debió ser intervenido quirúrgicamente, traumatismo de tórax y abdomen”, informó la doctora María Kela del Hospital de Urgencias. “Está en la Unidad de Terapia Intensiva, y su estado es grave”, agregó.

“También está internada una señora que fue encontrada con pérdida de conocimiento y debió recibir asistencia respiratoria mecánica, presenta un traumatismo de cráneo, con lesiones no quirúrgicas”, agregó Kela.

El hermano de Amaya contó que viven en un complejo de departamentos que se encuentran al lado de la fábrica. Antes de la explosión comenzó un gran incendio, al momento que los hermanos Amaya ven desde su departamento este incendio, deciden salir a la calle a ver y fue en el momento en que estaban saliendo cuando ocurre la explosión.

“Yo empecé a correr, apenas se calmó un poco, lo vi a mi hermano que algo le pegó muy fuerte en la cabeza y en el pulmón”, relató David Amaya.

David comentó que todas las paredes del departamento quedaron completamente destruidas y que muchos vecinos se encuentran en la misma situación.

“Está en coma, peleándola por su vida”, dijo el hermano.

Al menos 40 vecinos fueron atendidos por lesiones menores en las ambulancias. A muchos debieron colocarles máscaras de oxígeno debido a que habían inhalado gases y humo.

Un intenso olor se propagó por toda la zona, lo que generó miedo y pánico entre los vecinos.

Si bien desde el gobierno se pidió a los vecinos que mantengan la calma y que, en principio, no sería peligroso para la salud, Desde Defensa Civil, se les aconsejó a los vecinos evacuar el lugar de manera preventiva.

(Foto: La Voz del Interior)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *