miércoles , 16 de octubre, 2019

Continúa el temor en Argelia por terroristas de Al Qaeda

El primer ministro británico, David Cameron,  presidirá otra reunión de crisis con ministros y responsables de seguridad este viernes en Londres, ya que varios ciudadanos británicos se encuentran entre las numerosas personas secuestradas por un grupo relacionado con Al Qaeda, que tomó el miércoles pasado una planta de gas en Argelia.

El comité de emergencias “Cobra”, que el jueves ya celebró dos reuniones, “continuará reuniéndose mientras dure la crisis”, añadió el ministerio.

Las fuerzas especiales del Ejército argelino asaltaron la zona residencial del complejo gasístico, donde los terroristas mantenían retenidos al mayor grupo de rehenes, según fuentes oficiales citas por la agencia estatal APS.

La operación militar contra esta zona de la planta, denominada “campo de vida”, acabó con el rescate de 600 argelinos, dos escoceses, un keniano y un francés, y un número indeterminado de muertos y heridos, según la versión oficial, que no ha incluido cifras ni detalles.

 Anoche, fuentes de la provincia de Ilizi, donde se encuentra la planta, anunciaron el fin de una operación de rescate y poco después aclararon que dicha operación habían sido lanzada contra una parte del complejo y que los terroristas seguían manteniendo a un grupo de rehenes en la zona industrial de las vastas instalaciones.

 No obstante, no ofrecieron cifras sobre el número de personas que los secuestradores mantienen retenidas, ni sus nacionalidades.

El ministro de Interior argelino, Daho Uld Kablia, aseguró ayer al diario nacional Al Shuruk que los terroristas provenían de Libia, situada a un centenar de kilómetros de la explotación de gas, una información que había negado el día anterior.

 Además, precisó que la operación había sido “planeada y supervisada por el terrorista Mojtar Belmojtar desde territorio libio”. Belmojtar fue uno de los artífices en 2003 del secuestro de 32 turistas extranjeros en el desierto argelino.

 Mientras continúa la confusión sobre las cifras de víctimas y la ausencia de datos oficiales, algunos países ya han anunciado la liberación de algunos de sus ciudadanos.

 Francia aseguró que al menos dos de sus ciudadanos sobrevivieron al asalto del Ejército y la petrolera Noruega Statoil, una de las empresas que opera la planta junto a la argelina Sonatrach y la británica BP, también anunció el rescate de uno de sus empleados con lo que 9 de sus 17 trabajadores están a salvo.

El Gobierno japonés también confirmó hoy que tres de sus ciudadanos se encuentran a salvo mientras que sigue sin noticias de los otros 14 trabajadores que se encontraban en las instalaciones.

Según los terroristas, 41 extranjeros permanecían en su poder, de los cuales 35 perdieron la vida durante un bombardeo del Ejército argelino, cifras que no han sido confirmadas oficialmente.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *