martes , 18 de diciembre, 2018

Consejos para evitar picaduras de alacrán

La mayoría de los accidentes con alacranes se producen en el domicilio por lo cual las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar su ingreso a la casa. Se recomiendan tapar rejillas, evitar acumular basura y escombros, y revisar y sacudir prendas de vestir.

Por estos días se ve un incremento en la actividad de los alacranes debido fundamentalmente a las altas temperaturas y la humedad, por lo cual se aconseja tomar ciertas precauciones para evitar sus picaduras.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los accidentes con alacranes se producen en el domicilio, las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar su ingreso a la casa y tener cuidado en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

En Córdoba predominan dos especies, una es la bothriurus bonariensis y la otra es la tityus trivittatus, que es la más riesgosa debido a la toxicidad de su veneno. A esta variedad se la reconoce por que tiene tres rayas en su dorso, mientras que la otra es de un color parejo.

Las picaduras de alacrán provocan dolores intensos, parecidos al pinchazo de un alfiler o de una avispa. Normalmente no dejan marcas en la piel que permitan advertir que se trata de una picadura de alacrán, por lo cual ante la menor duda se recomienda acudir rápidamente al centro de salud más cercano.

Además se debe revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados; sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar a un bebe o niño; tener precaución cuando se examinan cajones o estantes; y evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.

Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios; controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras; colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas; revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos; y control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes para que no aniden.

También hay que mantener la limpieza de las viviendas y alrededores; no acumular basura, ya que así se reduce la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones; evitar acumulación de materiales de construcción, escombros y leña (evitar juntarlos con las manos).

(Fuente: Prensa Gobierno de la Provincia de Córdoba)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *