jueves , 18 de julio, 2019

Condenaron a mil años de prisión al violador de Cleveland

La Justicia estadounidense sentenció a Ariel Castro por los delitos de secuestro, abuso sexual y físico contra tres mujeres. “No saldrá jamás”, dijo el juez. También le impuso una multa monetaria.

Ariel Castro, de 53 años, recibió cadena perpetua a 1.000 años de cárcel por los delitos de secuestro, abuso sexual y físico contra tres mujeres, y se le impuso una multa monetaria.

Por un acuerdo con la Fiscalía, el convicto evitó la posibilidad de recibir una condena de muerte por un aborto involuntario y forzado a una de las mujeres.

El juez del condado de Cuyahoga en Ohio, Michael Russo, impuso la condena tras una emotiva vista judicial en la que una de las víctimas de Castro, Michelle Knight, dijo que el antiguo conductor de autobuses escolares la obligó a pasar “una vida de infierno”.

Las tres mujeres desaparecieron entre 2002 y 2004, cuando tenían 16, 14 y 20 años. Las tres escaparon en mayo pasado, cuando una de ellas destrozó parte de una puerta y pidió ayuda a los vecinos.

Castro fue arrestado a principios de mayo después de que Amanda Berry, de 27 años, lograra escapar de su casa con su pequeña hija, tras captar la atención de un vecino logrando sacar su mano por la puerta cerrada.

La policía encontró luego a otras dos cautivas en la casa: Gina DeJesus, de 23 años, y Michelle Knight, de 32. Las tres mujeres habían sido raptadas en incidentes separados.

Amanda Berry realizó su primera aparición en público el sábado por la noche, cuando fue invitada al escenario por la rapera Nelly en un concierto al aire libre en Cleveland.

Gina DeJesús, habló brevemente el domingo con un canal de televisión de Cleveland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *