viernes , 19 de julio, 2019

Condenaron a 7 años y medio de prisión a hombre que asaltó un colectivo

El camarista Montero consideró agravante de la pena la “violencia exacerbada” desplegada contra los pasajeros y el chofer.

La Cámara 6ª del Crimen de la ciudad de Córdoba condenó a 7 años y 6 meses de prisión a un hombre que, junto a otros sujetos no identificados, hizo detener un colectivo interurbano que recorría el trayecto Córdoba-Río Segundo, y le robó sus pertenencias al chofer del transporte público y a dos pasajeros.

El hecho ocurrió en marzo del año 2012, cuando el conductor del automóvil Fiat Palio comenzó a realizar maniobras zigzagueantes delante del ómnibus de la empresa Malvinas Argentinas y obligó al chofer a frenar frente a la parada de colectivos donde esperaba el acusado. Luego, el imputado, Carlos Gastón Duarte, abordó al colectivo esgrimiendo un cuchillo y portando un arma de fuego en su cintura. Exigió a algunos pasajeros y al chofer la entrega de dinero, teléfonos celulares y otros objetos de valor e incluso, con el arma blanca, le provocó una herida en el pie derecho a una de las mujeres que viajaba en el ómnibus. En ese momento, intervino en las acciones un policía retirado que trabajaba en una empresa ubicada cerca del sitio donde se había producido el asalto al colectivo, en las inmediaciones del barrio Ciudad de Mis Sueños. Cuando advirtieron la presencia del ex agente, Duarte y los demás sujetos no identificados emprendieron la fuga y uno de ellos efectuó dos disparos en dirección al ex policía Rodolfo Barrionuevo, quien repelió la agresión con un disparo del arma reglamentaria, que impactó en la pierna del acusado. La herida le impidió continuar la huida, lo que posibilitó que fuera aprehendido por Barrionuevo y por el chofer del colectivo.

El imputado reconoció su participación y accedió a un juicio abreviado. En los fundamentos de la sentencia que condenó a Duarte por el delito de robo calificado reiterado, el camarista Jorge Montero consideró agravantes del monto de la pena la modalidad del delito; es decir, que haya sido perpetrado contra un colectivo interurbano que transportaba pasajeros. También tuvo en cuenta en contra del acusado “la cantidad de víctimas y coautores participantes en el atraco”, así como la “violencia exacerbada e innecesaria” desplegada en contra de los damnificados, que incluyó, entre otras actos intimidatorios, el uso de un vehículo para detener al colectivo y la exhibición de un arma larga (presuntamente un FAL) por parte de un sujeto no identificado.

Duarte, además, tenía cuatro condena previas por resistencia a la autoridad y lesiones leves; robo; hurto calificado; y robo calificado por el uso de arma cuya operatividad no pudo tenerse por acreditada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *