miércoles , 13 de noviembre, 2019

Condenan a un abusador a 20 años de prisión

Un hombre de Salta hace 25 años fraguó papeles haciendo pasar a una niña de seis años como su hija biológica, dos años después comienza a abusar de ella hasta hoy que fue condenado a 20 años de prisión por esos hechos aberrantes.

“Lo aberrante de este caso es que desde que recuperó esta nena, su intención era someterla”, aseguró la fiscal del caso María Laura Batistelli, en declaraciones mediáticas al Noticiero del Doce. Mientras el medio calificó al hecho como “uno de los más oscuro y macabros planes que puede generar el machismo”.

“Hace 25 años un hombre en salta anotó a una niña de seis años como su hija biológica, fraguó los papales y empezó a criar a la futura esclava”, informaba el periodista. Cuando la pequeña tuvo tan solo 11 años, este hombre la embarazó y tuvo un hijo producto de esa relación abusiva.

La fiscal resaltó el cambió de identidad de esa persona, los cambios de roles. “Hasta los 14 años vivió como si él fuese su papá, abusivo, pero su papá con derecho. Después cuando vino a la ciudad de Córdoba pasó a ser su mujer. Y de pronto de ser su mujer tenía ya un hijo, su hijo que a la vez ella figuraba como su hermana.  Todos esos cambios de roles genera sobre la trama familiar un daño colateral que muchas veces se hace imposible revertir”, sostuvo Batistelli.

La víctima creció conociendo el hecho de que este hombre era su papá biológico, luego pasa a ocupar un lugar como la esposa y sus hijos en la línea entre hermanos e hijos. La sometió desde los 8 años, tuvieron seis hijos, y en Córdoba ella pasó de ser su hija, a la madre de sus hermanos. “La esclava de un monstruo que nació en esta sociedad”, definió navegante el perdió sita .

“Hoy ella tiene 32 años y no puede creer que el hombre que la violó, el padre de sus hijos, tampoco es su padre biológico. Como dicen los papeles falsos”, detalla el medio. El hombre abusador, que tienen 63 años confesó los hechos y fue condenado a 20 años de prisión.

Finalmente la fiscal explicó que “lo problemático es que eso que se ve como normal dentro de un ámbito familiar, es lo que toman como normal las personas que viven dentro de ese ámbito, donde la mujer ocupa un lugar dentro de esa escala como prestataria de un servicio, y es eso lo que nosotros tratamos de establecer que es violencia”, sentenció. “Violencia es negarle la identidad a una persona, decirle que es lo que no es. No es solo maltratarla fiscalmente”, concluyó Batistelli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *