sábado , 14 de diciembre, 2019

Condenan a perpetua al asesino del decorador de Susana

Se trata de Freddy Paredes, quien en 2011 había sido condenado a 10 años de prisión por el crimen, y su cómplice había sido sentenciado a la pena máxima. Ahora, el Tribunal de Casación aumentó su pena por considerarlo “coautor funcional” del homicidio.

El Tribunal de Casación bonaerense condenó a prisión perpetua a un hombre que en 2011 había sido sentenciado en un juicio oral a 10 años de cárcel por el crimen de Gustavo Lanzavecchia, el decorador de Susana Giménez, asesinado en su casa de Lomas del Mirador.

Esta vez, el tribunal resolvió aumentar la pena de Freddy Chena Paredes (22), por considerarlo “coautor funcional” del homicidio junto al otro condenado, Roberto Leiva (31), a quien le confirmaron la perpetua.

El fiscal ante Casación, Jorge Roldán, explicó que los camaristas Ricardo Borinsky, Daniel Carral y Víctor Violini aplicaron la figura de la “coautoría funcional” que implica que cada uno de los imputados “realizó un aporte que contribuyó al homicidio criminis causa”.

“No solamente queda en curso en esta conducta el autor material sino todos aquellos que realizaron un aporte esencial para la concreción del crimen”, explicó Roldán en declaraciones a la prensa.

Según el fiscal, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de La Matanza determinó en el juicio que “que todos (los imputados) tuvieron participación”, pero adoptó “un criterio contrario a la lógica de los hechos” al dejar a Chena Paredes “afuera” de la figura de la coautoría funcional “por considerar que no había sido el autor material del hecho”.

“Es decir, había una contradicción interna en el fallo del tribunal en el sentido de que, por un lado, colocaba en Chena Paredes una conducta esencial en la comisión del crimen y, por el otro, lo termina condenando únicamente por el robo”, explicó.

Consultado sobre la cantidad de coautores, el fiscal dijo que “en principio son tres”, los dos condenados y Juan Oscar Ibáñez Navarro, alias “El lagarto” (23), y recordó que este último será juzgado a partir del 3 de junio próximo.

“Y bajo mi opinión, también está en curso la misma calificación porque con su conducta (Ibáñez Navarro) contribuyó al resultado”, sostuvo Roldán.

Por su parte, Susana Lanzavecchia, hermana de la víctima, dijo a Télam estar “contenta” con el fallo de Casación y pidió que Chena Paredes “no salga nunca más de la cárcel”.

El crimen del decorador fue cometido el 27 de febrero de 2009, en su casa, situada en Charcas 3722, de la localidad de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, donde la policía llegó tras ser alertada sobre la presencia de personas heridas en el lugar.

Al llegar al lugar, los policías encontraron el portón corredizo eléctrico cerrado desde el interior y escucharon una voz entrecortada de un hombre que les decía que estaba malherido ya que acababa de ser atacado por tres delincuentes.

Esta víctima resultó ser el teniente primero Alejandro Álvarez Auer (35), por entonces piloto de helicópteros de la Base Aérea La Matanza y quien era conocido de Lanzavecchia y había llegado de visita justo cuando le estaban robando.

Ante esa situación, los efectivos fueron a la vivienda lindera, saltaron la medianera y lograron socorrer a su compañero, quien había efectuado el llamado, pero se hallaba descompensado.

Al comenzar a recorrer la casa, los policías descubrieron que en el fondo de una piscina se encontraba Lanzavecchia, a quien sacaron del agua, le dieron respiración boca a boca y le efectuaron tareas de reanimación.

La víctima fue trasladada al Hospital Santojanni de la Capital Federal donde arribó con muerte cerebral y falleció poco después, mientras que el policía fue atendido por dos heridas producidas con arma blanca, una en el tórax y otra en un glúteo.

Al conocer lo sucedido, Susana Giménez se presentó en la casa de Lanzavecchia y ante la prensa reclamó la pena de muerte para los autores del hecho: “El que mata tiene que morir”, exclamó.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *