jueves , 18 de julio, 2019

Condenan a pareja por trata de personas

Prostituían a mujeres paraguayas en el prostíbulo “El Quincho” Cruz Alta. El dueño del prostíbulo fue sentenciado a 4 años y medio de prisión y su mujer fue condenada a 3 años.

El Tribunal Oral Federal N° 2 condenó hoy a una pareja por el delito de trata de persona, al quedar demostrado que sometían a la prostitución a mujeres de nacionalidad paraguaya en un prostíbulo llamado “El Quincho” de la localidad de Cruz Alta.

Al pronunciar sus últimas palabras antes de ser condenado, Oscar Eduardo “Cacho” Desábato (61), volvió a declararse inocente.

Los jueces José María Pérez Villalobo, Carlos Lascano y José Fabián Asís sentenciaron a 4 años y 6 meses de prisión a Desábato por la trata de personas que sufrieron dos jóvenes paraguayas, mientras que la otra imputada, Alicia Concepción Vargas Leulián (32) fue sentenciada a 3 años de prisión.

El fallo sorprendió con la condena de la imputada, ya que el fiscal Maximiliano Hairabedian había reclamado sólo un año y seis meses de prisión condicional.

Hairabedian entendía que su único error fue convencer a las dos víctimas de que trabajaran en el prostíbulo de Desábato, pero consideraba que la mujer no era encargada del local ni socia del proxeneta. “Ella ejercía la prostitución como el resto de las mujeres”, subrayó.

En tanto, el abogado defensor, Fracisco Lavisse, consideró que no podía haber condena porque las declaraciones de las víctimas sólo se incorporaron por su lectura y no se pudo lograr que comparecieran en el tribunal y ni siquiera escuchar sus testimonios por teleconferencia como se había previsto.

A su turno, el defensor oficial, Marcelo Arrieta, hizo un encendido alegato en favor de la mujer paraguaya y solicitó su absolución.

Al iniciar su defensa, Arrieta criticó a su colega Lavisse porque después de que Hairabedian estimara que la participación de la imputada paraguaya fue “secundaria”, Lavisse sostuvo que si ella no hubiera actuado, Desábato no podría haber sido imputado porque las “supuestas” víctimas jamás habrían viajado a Córdoba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *