jueves , 22 de agosto, 2019

Condenan a Berlusconi a un año de prisión

Es por la publicación de manera ilícita de escuchas telefónicas en el diario Il Giornale, para perjudicar a un político opositor.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi fue condenado hoy a un año de prisión por una corte de Milán, tras ser encontrado culpable de filtrar información de una investigación judicial para dañar a un político rival.

La condena es por el llamado caso Unipol, la publicación de manera ilícita de escuchas telefónicas en el diario Il Giornale, propiedad de su hermano Paolo, informaron las agencias de noticias EFE y DPA.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi fue condenado hoy a un año de prisión por una corte de Milán, tras ser encontrado culpable de filtrar información en una investigación judicial para dañar a un político rival.

La condena es por el llamado caso Unipol, la publicación de manera ilícita de escuchas telefónicas en el diario italiano Il Giornale, propiedad de su hermano Paolo, informaron las agencias de noticias EFE y DPA.

Sin embargo, no se espera que el ex primer ministro vaya a prisión y se da por descontado que presentará una apelación.

El tribunal de Milán que lleva el caso condenó también al hermano del ex primer ministro, Paolo Berlusconi, a dos años y tres meses de prisión por las publicaciones de conversaciones telefónicas confidenciales en el diario de su propiedad.

En la conversación telefónica, escuchada en el marco de la investigación judicial, el político de izquierda Piero Fassino instaba al ex jefe de la aseguradora Unipol, Giovanni Consorte, a una compra bancaria.

Unipol es una empresa cercana al centroizquierda Partido Democrático (PD), el opositor más fuerte de Berlusconi.

Por este caso, Consorte fue condenado acusado de obtener información privilegiada en el proceso sobre la adquisición bancaria.

Berlusconi declaró que nunca escuchó la conversación telefónica, por lo que su abogado, Pietro Longo, consideró a la condena como el último ejemplo de hostilidad de la justicia de Milán hacia su representado.

“No me sorprende, estamos en Milán”, reaccionó el defensor al conocer la sentencia. Berlusconi siempre denunció que los jueces y fiscales de izquierda de Milán lo perseguían por motivos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *