lunes , 23 de septiembre, 2019

Concesionaria debe entregar un 0 km por vender un auto con fallas

Un hombre recibirá un vehículo modelo 2014 debido a que el que compró en 2010 presentaba fallas. Además, el comercio debe resarcir al consumidor con 10.000 y 25.000 pesos por daño moral y daño punitivo.

La Cámara 4º de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la ciudad de Córdoba ordenó a una concesionaria sustituir con un automóvil modelo 2014 el cero kilómetro adquirido por un cliente en 2010, ya que presentaba fallas mecánicas.

Además, la firma deberá indemnizar al damnificado con 10.000 pesos y 25.000 pesos, en concepto de daño moral y de daño punitivo, respectivamente, y tendrá que resarcir la privación del uso del automotor ocasionada, la que será determinada cuantitativamente durante la etapa de ejecución de la sentencia.

El tribunal hizo lugar al recurso de apelación promovido por el cliente y su esposa contra la sentencia del Juzgado de 11º Nominación del mismo fuero.

Los demandantes habían adquirido un Citroën C4 en enero de 2010, mientras que los reclamos por el mal funcionamiento tuvieron lugar el 28 de octubre, el 8 de noviembre, el 10 de diciembre del mismo año, y el 10 de enero de 2011.

Respecto a la privación del uso de la unidad, los jueces Raúl Fernández, Cristina González de la Vega y Miguel Bustos Argañarás, entendieron que debe indemnizarse al cliente a partir del 11 de enero de 2011, y hasta el día en que efectivamente la parte demandada cumpla con la garantía que pesaba sobre ella.

La Cámara también concluyó que, en función de “las características de la conducta asumida” por la parte demandada y en virtud de “la existencia del vicio en el automóvil”, se justifica la procedencia de la indemnización del daño moral ocasionado, por la suma de 10.000 pesos, como habían solicitado los demandantes.

Finalmente, los camaristas consideraron que, además, debían imponerse “daños punitivos” a la concesionaria, entendidos por tales como “sanciones civiles que ostentan un doble carácter, sancionador y disuasivo”, en la medida en que “punen la conducta indebida del proveedor o fabricante y sirven para disuadirlo de seguir asumiendo actitudes generadoras de daños a terceros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *