jueves , 22 de agosto, 2019

Conceden hábeas corpus a un joven hostigado por la Policía

La jueza de Control, Juventud y Adolescencia, y Faltas de Río Segundo, María de los Ángeles Palacio de Arato, hizo lugar al pedido de hábeas corpus preventivo solicitado por un joven que, en la última semana de febrero, había sido detenido en dos ocasiones por supuesto merodeo.

La magistrada ordenó al personal de las comisarías de los distritos de Pilar y Río Segundo que “cese todo el hostigamiento y/o persecución llevado a cabo en su contra mal utilizando el Código de Faltas”.

El joven había denunciado que era víctima de un permanente hostigamiento, dado que los policías, cada vez que lo encontraban en la calle y “por cualquier motivo” lo detenían y lo “privaban ilegítimamente” de su libertad por espacio de hasta cinco días.

Palacio de Arato precisó que, además del hábeas corpus clásico, que “protege la libertad contra detenciones o arrestos ilegales”, se encuentra, entre otras, la figura del “hábeas corpus preventivo, que protege la libertad frente a acciones u omisiones de la autoridad pública que impliquen una amenaza actual a la libertad ambulatoria sin orden escrita de autoridad competente”.

Además, la magistrada constató que los errores de procedimiento eran “groseros” y constituían “una grave afectación a la libertad de los ciudadanos”.

También, la jueza comprobó que no había registro de que se le hubiera facilitado al joven un teléfono o alguna otra forma de comunicación para avisar a su familia sobre su detención. “Sí quedó evidenciado que el joven es un habitual cliente del sistema contravencional, ya que registra más de ocho procesos contravencionales, por merodeo y negativa a identificarse, en un lapso de tiempo relativamente corto. En los últimos meses fue detenido cuatro veces en Pilar y otras tres en Río Segundo”, añadió.

Por todo lo anterior, la jueza volvió a exhortar a “los titulares de las comisarías de Río Segundo y Pilar a dar debido cumplimiento de las garantías constitucionales en los procesos contravencionales” y ordenó que se remita copia de la resolución a “la Comisaria Departamental Río Segundo, a los efectos de que la difunda ampliamente entre los organismos a su cargo, en beneficio de los ciudadanos (quienes verán resguardadas sus garantías legales, constitucionales y convencionales), de la Policía (a fin de evitar el desprestigio que el mal uso de un correcto instrumento trae contra la institución), como asimismo para evitar la desnaturalización de un resorte tan importante para el desenvolvimiento de la vida social, como lo es el Código de Faltas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *