martes , 11 de diciembre, 2018

China envía flota para ayudar en la búsqueda del avión malayo

Una flota se dirige hacia el Océano Índico sur donde satélites hallaron objetos que podrían pertenecer al avión. El presidente chino mantuvo una conversación con el jefe del Gobierno australiano y aseguró sentirse “devastado”

Buques de la Armada china se dirigen hacia el Océano Índico sur donde satélites australianos hallaron dos posibles restos del avión de Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo, entre ellas 153 chinas.

La flota china, formada por el destructor Haikou, el barco de transporte anfibio Kunlunshan y el navío de aprovisionamiento Qiandaohu, cruzó el estrecho de Sunda, que separa a las islas indonesias de Sumatra y Java, y navega en dirección suroeste.

Otro grupo de navíos militares chinos continúa la búsqueda más al norte, en aguas al oeste del mar de Andamán, en la zona del golfo de Bengala, señala la agencia Xinhua que cita fuentes de la Armada del país asiático.

Al mismo tiempo, un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de China reiteró quetodas las investigaciones indican que el vuelo MH370 no entró en su territorio en el día de su desaparición.

La búsqueda del avión, que se prolonga desde hace casi dos semanas y desde el pasado sábado también incluye grandes extensiones de tierra en Asia central y del sur, ha supuestouna de las misiones multinacionales más amplias en la región de Asia-Pacífico en las últimas décadas, con más de una veintena de países participantes.

China también anunció este viernes el envío adicional de tres aviones de su Fuerza Aérea, que despegaron del aeropuerto meridional de Sanya (en la isla meridional china de Hainan) con destino a Malasia.

Además, el país asiático considera el envío al Índico sur, para ayudar en la búsqueda de restos, de su rompehielos Xuelong (Dragón de Nieve), actualmente anclado en el puerto australiano de Perth.

El barco ya participó a principios de año en una operación internacional, la del rescate del buque ruso Akádemik Shokálskiy, y sus jefes de expedición aseguraron a Xinhua que en cuanto reciban órdenes partirán hacia la zona si éstas lo creen necesario, aunque tardarían unos cuatro días en llegar.

Después de que Australia anunciara el jueves el posible hallazgo de restos, por boca de su primer ministro Tony Abbott, el presidente chino Xi Jinping mantuvo una conversación telefónica con el jefe del Gobierno australiano para informarse del avance de las labores de búsqueda.

Xi aseguró sentirse “devastado” por la misteriosa desaparición del avión, declaró más tarde Abbott a los medios de su país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *