jueves , 17 de octubre, 2019

Caso Angeles: Allanaron su casa

Se dieron a conocer algunos detalles del operativo encabezado por la fiscal porteña Paula Asaro, entre ellos el listado de objetos secuestrados, sobre los cuales se espera obtener alguna pista del crimen de Ángeles
Luego del allanamiento al departamento de Ángeles Rawson, la adolescente cuyo cuerpo sin vida apareció en la Ceamse, se informó que la víctima estuvo en su casa antes de ser asesinada y la confirmación surgió cuando los pesquisas determinaron que la chica se cambió las zapatillas con las que había concurrido a la clase de educación física.
Las zapatillas topper blancas que tenía cuando volvía de gimnasia formaron parte de los objetos que se llevaron los investigadores anoche, tras la inspección realizada en el departamento donde vivía la joven.
También incautaron dos bolsas de supermercado y harán un peritaje para ver si son compatibles con la que tenía en la cabeza el cadáver de la adolescente encontrado en la Ceamse.
Además, secuestraron un morral negro con imágenes de animé que le pertenecía a la joven. Esto cobra importancia porque se trata del bolso con el que había salido esa mañana y que dejó en su departamento al regresar.
Los investigadores se llevaron dos notebooks, sábanas de todas las camas (una de ellas con una mancha de sangre- que sería de uno de los hermanos porque había sido operado en febrero), una bolsa con trozos de soga y anotaciones personales de la víctima.
Además, determinaron en base al informe de la empresa de telefonía que el celular de la joven sólo tuvo llamadas entrantes, no salientes, durante la desaparición, algo contrario a lo que se había informado el día que Ángeles apareció muerta. Sí constataron que sí realizó una recaga de 50 pesos, como se había dicho.
“Se llevaron la computadora y la notebook de la nena, una computadora de la mamá, los libros y los útiles del colegio”, había manifestado el padrastro de Ángeles, Sergio Daniel Opatowsky, en declaraciones a los medios.
Consultado sobre una sábana con sangre que fue retirada del domicilio, señaló que: “Era de mi hijo mayor que en febrero fue operado de una fístula en la cola y por ahí quedó una manchita”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *