viernes , 14 de diciembre, 2018

Casa Caraffa, un clásico para visitar en La Cumbre

El restaurante fue fundado en 1992 y actualmente representa un importante atractivo turístico ya que es visitado tanto por argentinos como por extranjeros. En esta nota, su dueño cuenta a INC sobre su historia y su presente en un difícil contexto económico.

En pleno centro de la localidad cordobesa de La Cumbre se encuentra Casa Caraffa, la antigua residencia del reconocido pintor Catamarqueño el cual fue convertido en un clásico restaurante de la región en el cual se ofrece productos regionales de alta calidad pero también con una gran importancia a nivel cultural.

El restaurante, ubicado en calle Carraffa 219, pleno centro de La Cumbre, existe desde 1992, pero “nuestra familia lo tiene desde hace 6 años”, explica Santiago Medina, dueño del local, en exclusiva con INC.

El empresario, explica que el típico lugar tiene “gran importancia nivel cultural ya que Emilio Caraffa fue un pintor reconocido a nivel mundial y nuestro restaurante está emplazado en lo que fue su casa”, mientras que “a nivel turístico somos visitados y elegidos por gran cantidad de visitantes, no sólo a nivel provincial, sino a nivel nacional y por muchos extranjeros también”.

Al ser consultado sobre el perfil de cliente que visita Casa Caraffa, Medina cuenta que los visitantes se caracterizan por “buscar un ambiente tranquilo y agradable dónde poder disfrutar una experiencia completa, desde la música especialmente seleccionada, pasando por una atención esmerada y culminando con platos bien elaborados”.

Asimismo, el empresario destaca que “se ofrece un producto de alta calidad, principalmente utilizando materia prima regional acompañada de una de las cavas de vinos más variada de la zona”.

En cuanto a la situación económica que atraviesa el país, Medina explica que “estamos en una etapa de transición, dónde hubo que ajustarse en todos los sectores incluida la gastronomía”.

Al respecto, cuenta que si bien Casa Caraffa no experimentó una baja en la cantidad de clientes, “si a nivel consumo. La gente se mide mucho más a la hora de realizar gastos que no son de primera necesidad”.

Además, el empresario gastronómico afirmó que se vio afectado por “la constante suba de los precios de la materia prima y de los servicios. Se tuvo que achicar el margen de rentabilidad para que la gente siga viniendo” y estimó que “lamentablemente va a seguir siendo una etapa de ajuste y hay q acomodarse a la realidad”.

“Es triste ver que colegas estén cerrando sus negocios por la baja demanda en el sector”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *