lunes , 9 de diciembre, 2019

Carreros se movilizan al Concejo Deliberante en rechazo de eliminar la tracción a sangre

La Cooperativa de Carreros y Recicladores La Esperanza se moviliza hoy al Concejo Deliberante para rechazar los proyectos de ordenanza de los concejales que proponen eliminar la tracción a sangre en la ciudad ya que aseguran le quitan su herramienta de trabajo. Además, explican que realizan campañas de vacunación y atención de sus caballos, trabajan en el acopio y selección de la basura y están construyendo una planta de reciclado para lograr ser reconocidos como trabajadores.

A continuación el comunicado de prensa completo enviado por la Cooperativa:

“Hoy nuevamente nos movilizamos por el mismo problema de siempre. Hoy más que nunca estamos seguros de que se persigue al pobre que trabaja con el carro y un caballo. Y claro está, que la culpa no es del pobre sino de los que se encargaron de que haya muchos pobres y desocupados.

Hoy en Córdoba, concejales y proteccionistas quieren eliminar la tracción a sangre. Pretenden elaborar una ordenanza que no entiende de necesidades, no entiende del despojo que significa para el carrero quitarle su herramienta de trabajo, no entiende que quitar esa herramienta es dejar sin comida a toda la familia que vive del trabajo con el carro y el caballo. Hoy nos preguntamos por qué es un delito tener un carro y un caballo. Nos preguntamos por qué los diarios y noticieros dicen que somos delincuentes cuando sólo somos trabajadores.

El concejal Esteban Dómina y las proteccionistas Laura Bagio (Protectora Sarmiento) y Andrea Olazabal (Fundación Sin Estribos) quieren prohibir la tracción a sangre argumentando maltrato animal. Ninguno de ellos sabe lo que el caballo significa en la vida del carrero y su familia, y no dicen nada sobre los caballos que son usados y maltratados en carreras o en domas, por ejemplo. Olga Riutort habla de cambiarlos caballos por políticas de inclusión, habla del desarrollo de centros de reciclado y de que nuestro trabajo sea reconocido como trabajo formal. Ninguna de estas personas nos convocó al diálogo ni a pensar en cómo mejorar nuestras condiciones de trabajo y de vida. Pretenden hablar por nosotros, desconociendo lo que nuestro trabajo significa realmente, y omitiendo todo lo que venimos haciendo como cooperativa de trabajo y como carreros organizados.

A ellos les decimos: venimos trabajando hace años en el acopio y selección de basura en diferentes puntos de la ciudad, realizando campañas de vacunación y atención de caballos en nuestros barrios,llevamos adelante la construcción de una planta de reciclado en nuestra Córdoba querida, estamos luchando para ser reconocidos legalmente como trabajadores.Estamos trabajando mucho, todos los días, por una Córdoba limpia y justa.

Por esto y más, invitamos a las protectoras a trabajar en hospitales para que conozcan como sufre un pobre cuando se enferma y que donen sus sueldos a comedores y copas de leche, que cocinen con leñas en las vías, como nosotros.Les proponemos a los concejales que hagan una ordenanza en la que los funcionarios y los ricos declaren sus bienes y cuentas bancarias reales y que hagan una consulta popular a toda la sociedad para saber si están de acuerdo con la circulación a grandes velocidades de automóviles por las avenidas.

Nosotros queremos respuestas que sirvan a todos, no a unos pocos que quieren hacer política con nuestra suerte. Queremos que las protectoras dejen de discriminarnos y perseguirnos. Queremos que dejen de criminalizarnos a los pobres, a los trabajadores que todos los días salimos a las calles para llevar comida a nuestros hogares. Nosotros hablamos en serio,vivimos de lo que la basura da, y la basura es un gran negocio para el poder.

Nuestra Cooperativa no va a bajar los brazos y como lo ha hecho siempre, va a salir a repudiar estas acciones porque se está criminalizando la pobreza y se está incitando a la violencia y a generar odio al pobre.

NO queremos más políticas de exclusión! Decimos basta a la criminalización de la pobreza! Queremos trabajar y vivir dignamente!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *