martes , 25 de junio, 2019

Carreros reclaman un aumento de las becas de trabajo a la Municipalidad

La Cooperativa de Carreros y Recicladores La Esperanza reclama el aumento de las becas de trabajo que mantienen con la Municipalidad de Córdoba por el trabajo de limpieza, desmalezado, poda y manutención de los puntos verdes en la ciudad de Córdoba.

“Hoy salimos a las calles de nuevo ante el incumplimiento del municipio. El Estado municipal se niega a aumentar nuestras becas de trabajo y brindarnos las herramientas necesarias para nuestras tareas de servidores urbanos. Desde hace un tiempo venimos manteniendo mesas de negociación con funcionarios de la Municipalidad que se han comprometido a realizar un aumento en las becas de trabajo y no lo han cumplido”, aseguran desde la Cooperativa.

Desde las 10 de la mañana, cientos de integrantes de la Cooperativa de Carreros y Recicladores La Esperanza se llegaron a las inmediaciones del Palacio 6 de Julio en reclamo del aumento de las becas que reciben de la Municipalidad por su trabajo como servidores públicos.

La Cooperativa mantiene hace dos años que unas 285 becas de 2.400 pesos por 80 horas de trabajo mensuales (lo que representa un pago de 30 pesos por hora de trabajo). El trabajo consiste en la limpieza, desmalezado de baldíos, poda de árboles y manutención de los puntos verdes.  Estas tareas se reparten en las zonas que comprenden ocho CPC  de la ciudad (CPC Empalme, CPC Rancagua, CPC Monseñor Cabrera, CPC Arguello, CPC Ruta 20, CPC Las Violetas, CPC Chateau, CPC Villa el Libertador).

“En este contexto de inflación y ajuste nuestro salario está muy por debajo de la mitad del salario mínimo,vital y móvil de 8.060 pesos. Es urgente que se actualice lo que se nos paga por nuestros trabajos de servidores urbanos. La Municipalidad es responsable de que nuestros salarios estén por debajo de la línea de la pobreza”, aseguran desde la Cooperativa que reclaman un aumento escalonado en tres meses hasta llegar a 5000 pesos cada beca de trabajo.

Además, exigen la dotación de las herramientas de trabajo y vestimenta necesarias para realizar las tareas.

“Nuestro trabajo es eficiente y muy agradecido por los vecinos de las diferentes zonas. Sostenemos un trabajo que la Municipalidad paga a las empresas privadas por un monto altísimo,mientras que a nosotros por estar organizados dentro de una cooperativa y ser trabajadores de la economía popular nos marginan con pagos que están por debajo de la línea de la pobreza y no cubren la canasta básica alimentaria”, insisten.

Y agregan: “Somos familias sin acceso a obra social, muchas vivimos en barrios que no tienen garantizados los servicios básicos y trabajamos todos los días para resistir la crisis económica. Como trabajadores de la economía popular, no podemos aceptar que el Estado se niegue a darnos lo que nos corresponde: un salario digno y que cubra las necesidades básicas de nuestras familias. Es justo lo que reclamamos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *