sábado , 19 de octubre, 2019

Bustos Fierro liberó a 30 colombianos acusados de trata

Los acusados habían sido detenidos por explotación laboral de compatriotas, durante un megaoperativo ordenado el fiscal Senestrari en junio. La resolución sería apelada después de la feria judicial.

El juez federal Ricardo Bustos Fierro dispuso hoy la excarcelación de todos los detenidos por explotación laboral de compatriotas, durante un megaoperativo dispuesto por el fiscal Enrique Senestrari en el mes de junio.

Se trata de más de 30 colombianos detenidos el pasado 13 de junio en un megaoperativo desplegado en varias provincias, incluida Córdoba, dirigido por el fiscal federal Enrique Senestrari.

Para tomar dicha decisión, el juez Bustos Fierro tuvo en cuenta antecedentes de la Cámara Federal de Apelaciones en causas similares.

La red de trata de personas para su explotación laboral tendría a su cargo a más de 200 colombianos que fabricaban cestos de mimbre y muebles.

Además el titular de la Administración Nacional de Ingresos Públicos (Afip), Ricardo Echegaray consideró que el caso “también podría derivar en otras actividades ilícitas como lavado de dinero y tráfico de drogas”.

“La plataforma desarrollada para actividades ilícitas nos plantea dudas que no se circunscribía exclusivamente de una red dedicada a la trata de personas y pensamos que podía terminar en maniobras de lavado de dinero y tráfico de drogas”, indicó Echegaray.

La imputación que pesa sobre los colombianos excarcelados es asociación ilícita y trata de personas.

Varios de los abogados que representan a los acusados, coincidieron en que había “demasiadas improlijidades en la causa, a grado tal que la mayoría de los detenidos fueron considerados tratantes de sus propias esposas e hijos porque trabajaban con ellos”.

Al conceder la liberación de todos los imputados, Bustos Fierro solicitó el pago de fianzas y consideró que si los colombianos recuperaban la libertad no había peligro de que se fugaran o interfieran en la investigación.

En tanto, Senestrari indicó que se encuentra de feria judicial y por ese motivo quien puede llegar a apelar la medida es el fiscal Gustavo Vidal Lascano. En caso de que no se apele, Senestrari ya no tendrá tiempo para hacerlo, pero confirmó que en ese caso pediría nuevamente la detención de los imputados.

Uno de los efectos colaterales que tuvo la detención de los colombianos, fue la renuncia de la ex legisladora Liliana Juncos como asesora del concejal Patricio Serrano de Unión por Córdoba, en virtud de que el propio Senestrari informó que fueron allanadas dos propiedades de la exfuncionaria y una de ellas habría sido alquilada a quienes explotaban el trabajo esclavo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *