domingo , 16 de diciembre, 2018

Bell Ville: el pico de la crecida se verificará entre el sábado y el domingo

La ciudad cabecera del departamento Unión recibirá entre hoy por la noche y mañana el punto máximo de la creciente. La Provincia trabaja en el lugar con maquinarias y asistencia técnica.

El pico de la crecida del río Ctalamochita transitaba ayer por la noche la localidad de Ballesteros, y se espera que hoy por la noche alcance su máximo nivel en la localidad de Bell Ville. La información la dio a conocer Juan Pablo Brarda, director general de Estudios y Proyectos de la secretaría provincial de Recursos Hídricos. 

Brarda explicó que en todos los casos los niveles son fluctuantes, y que esa oscilación responde a diferentes causas técnicas. “Por poner un ejemplo, en Villa María el agua estaba contenida por bordos. Al romperse un bordo, el agua pasa de golpe y enseguida se puede constatar una crecida de 20 centímetros”, explicó. 

“Lo importante es decir que el caudal irá incrementándose de a poco. En Bell Ville, llegará a su valor máximo el sábado por la noche, para luego mantenerse en una meseta entre 12 y 18 horas y después comenzar su lento descenso”, explicó el funcionario. 

Brarda confirmó el envío de máquinas retroexcavadoras por parte de la Provincia, que ya trabajan en esta ciudad. 

“En Ballesteros, la crecida ya alcanzó su punto máximo. Tiene una longitud importante, y va a demorar horas en comenzar a descender”, agregó. 

En todos los casos, personal de las diferentes áreas del gobierno provincial despliega acciones conjuntas y está a disposición de las autoridades comunales para coordinar tareas.

Se espera la bajante de aguas en Villa María y Villa Nueva

En el transcurso del día seguirá produciéndose la bajante de las aguas del río Ctalamochita. En este sentido, en la localidad de Pampayasta, ubicada río arriba y a 30 kilómetros antes de Villa María y Villa Nueva, la creciente ya experimentó una bajante de 37 centímetros. 

Cabe destacar que a causa de los altos registros de lluvia del mes de febrero, desde Recursos Hídricos se procedió a la apertura de los diques que vieron sobrepasado sus niveles de vertedero. Y el dique Piedras Moras, en éste caso, tuvo una apertura de válvulas que se fue reduciendo con los días. La última regulación ocurrió el jueves por la noche, donde se dispuso dejarlas abiertas para el paso de 380 metros cúbicos segundo. 

En tanto, el dique Piedras Moras ha ido reduciendo sus caudales desde la madrugada del jueves, cuando se bajó de 550 a un valor de 500 metros cúbicos por segundo. 

Finalmente vale mencionar el tiempo de traslado de la onda de crecida desde Piedras Moras hasta Villa María oscila en el orden de las 35 horas. 

“Entendemos la impaciencia de la gente. Pero esperemos que este descenso se empiece a notar en Villa María y Villa Nueva. Estimamos que durante la crecida se van inundando algunos sectores bajos que después se van descargando, demora y es más lenta la bajada de la crecida”, indicó Edgar Casteló, secretario de Recursos Hídricos de la Provincia. 

“Creemos que lo peor ya pasó tanto en Villa María como en Villa Nueva. En este momento el pico está en la zona de Ballesteros, aguas abajo. Esta noche o en la madrugada de mañana estará llegando sobre la zona de Bell Ville, nosotros estamos en comunicación con los Intendentes de la zona”, especificó ayer el funcionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *