jueves , 12 de diciembre, 2019

Asignarán botones antipánico en los casos más graves de violencia familiar

El TSJ reglamentó el procedimiento que deberá seguir la Policía cuando jueces y fiscales ordenen entregar el aparato a quien se encuentra en situación de peligro.

El Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) determinó que, a partir del 8 de marzo, se ponga en marcha un plan piloto que prevé la entrega gradual y progresiva de los denominados “botones antipánicos” a las mujeres que afronten los casos más graves de violencia familiar en la ciudad de Córdoba.

Los juzgados y las fiscalías especializados en la materia serán quienes dispongan en cuáles causas es necesario distribuir estos dispositivos tecnológicos que permitirán advertir a la Policía de la Provincia que una mujer o sus hijos se encuentran en peligro.

Por medio del Acuerdo Nº 85, serie “A”, los vocales del Alto Cuerpo destacaron que se espera que el mecanismo sea una herramienta que ayude “a brindar resguardo a las víctimas de violencia familiar”.

Como consecuencia, fijaron cuál será el procedimiento que deberá seguirse una vez que jueces y fiscales dispongan la conveniencia de asignar a una mujer un “botón antipánico”, siempre que no medien razones operativas que desaconsejen su aplicación, caso en el cual la víctima seguirá sujeta a una consigna policial en su lugar de residencia.

De acuerdo con el TSJ, una vez que se ordene la entrega del aparato, se oficiará a la Policía, que “elaborará un legajo personal de la beneficiaria; capacitará a la persona en los aspectos técnicos relativos al uso del ‘botón’ y chequeará el correcto funcionamiento del dispositivo en el domicilio de la persona a la que se le entregue”.

Sólo en aquellos casos en los que, por razones técnicas, el aparato no funcionara en el domicilio o lugar de residencia de la persona a la que se le adjudicó, “se comunicará dicha circunstancia a la fiscalía o tribunal que ordenó la medida y se dejará sin efecto la entrega”. En esta hipótesis, la víctima seguirá con consigna policial.

Como se trata de un trabajo conjunto, a las personas a las que se les asigne un “botón”, en la Dirección de Violencia Familiar les brindarán asistencia integral (psicológica, social y legal). Mientras tanto, un equipo técnico especial supervisará los distintos casos con el fin de realizar las sugerencias que considere pertinentes, y actuará como un articulador entre el Poder Judicial y la Policía de la Provincia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *