domingo , 15 de septiembre, 2019

Apareció muerta la madre de Natalia Fraticelli

Graciela Dieser, ex esposa del juez retirado Carlos Fraticceli y la madre de Natalia, la adolescente que murió en extrañas circunstancias en 2000, fue encontrada sin vida hoy en su departamento de la ciudad santafesina de Rafaela.

Los medios locales de Rafaela señalan que Dieser fue encontrada sin vida en la bañera del departamento que compartía con su hijo aparentemente debido a la ingestión de medicamentos.

En 2002, Dieser había sido condenada junto a su ex marido a prisión perpetua por el homicidio de su hija Natalia. Pero la Corte entendió que el fallo tenía problemas técnicos, lo anuló y ordenó que se dictara uno nuevo. En 2009 Fraticelli y Dieser fueron absueltos por el crimen.

Natalia, que tenía 15 años pero padecía un retraso madurativo, apareció muerta el 20 de mayo de 2000 en la casa familiar de Rufino, en el sur de Santa Fe. Pronto se descubrió que los únicos que estaban allí a la hora del crimen eran su padre -por entonces, juez penal de esa ciudad- y su madre. La mujer fue detenida enseguida, él fue destituido y ambos fueron condenados en 2002 por el homicidio agravado de la chica. Tras el juicio que los encontró responsables por la muerte de Natalia, tanto Fraticelli como Dieser fueron condenados con la privación de la libertad; él permaneció detenido cinco años, nueve meses y 25 días; ella, seis años, cuatro meses y nueve días; ambos recuperaron la libertad en octubre de 2006. El entonces abogado de Dieser, Héctor Superti (hoy ministro de Justicia de Santa Fe) ideó una estrategia para llegar a la Corte Suprema y tuvo éxito. En 2006 la Corte ordenó revisar la sentencia al evaluar que pudo existir “parcialidad” y “prejuzgamiento”. Fue porque dos jueces habían intervenido en dos momentos distintos del proceso. La pareja fue liberada de inmediato. Y luego la Cámara Penal de Venado Tuerto intentó cerrar esta historia en la que siempre se contrapusieron dos posturas: la de los peritos oficiales (el crimen por estrangulamiento) y la de la defensa (el suicidio por toma de medicamentos).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *