jueves , 19 de septiembre, 2019

Anulan un matrimonio basado en un falso embarazo

Un hombre accedió a casarse cuando su novia le aseguró que embaraza, pese a que quería terminar la relación. Tras la unión, ella le confesó que era una mentira.

La Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial de San Isidro anuló un matrimonio al comprobarse que hubo vicio en la voluntad del hombre al momento de prestar el consentimiento para casarse.

La mujer le aseguró al hombre que estaba embarazada cuando este estaba decidido a terminar con la relación. Fue el supuesto embarazo el hecho que motivo la concreción del matrimonio.

Para mantener la mentira, la mujer fraguó estudios y ecografías hasta que, en el marco de una discusión de pareja, confesó la verdad.

Por este motivo, el hombre se presentó ante la justicia para pedir la nulidad del matrimonio.

En una primera instancia, en la causa “T., G. D. c/L., M. B. s/nulidad de matrimonio”, la justicia rechazó la demanda explicando que para decretar la nulidad del matrimonio debían mediar vicios o defectos graves que “hubieran impedido la prestación del consentimiento para la formación del acto”.

Además, el tribunal consideró que las pruebas presentadas no eran lo suficientemente contundentes como para decretar la nulidad.

El demandante apeló la sentencia ante la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial de San Isidro, asegurando que se había casado porque fue notificado del supuesto embarazo y que su mujer engordaba para mantener el engaño.

Teniendo en cuenta las condiciones del hombre (soltero, de 25 años de edad y con fuertes creencias religiosas) y la apariencia verosímil de las ecografías presentadas, los jueces concluyeron en que no hubo descuido o ligereza al aceptar el matrimonio y por ello decidieron anularlo.

(Fuente: abogados.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *