jueves , 19 de septiembre, 2019

Álvaro Zarandón no portaba armas cuando lo asesinaron

Hoy viernes se cumplirá un mes desde el asesinato del joven de 16 años en Laboulaye. La principal hipótesis apunta a un caso de gatillo fácil policial.

Un policía se encuentra detenido, acusado de asesinar de un balazo por la espalda al adolescente de 16 años, en un allanamiento efectuado en la localidad de Laboulaye. El fiscal Enrique Berger, quien está al frente de la investigación, liberó a 10 de los 11 policías demorados en el hecho

El efectivo detenido es Maximiliano Celli, de 25 años. Está imputado por homicidio calificado. Actualmente está alojado en la cárcel de Bouwer con prisión preventiva.

La familia y amigos del menor reclaman por Justicia. Sandra Zarandón, madre del adolescente, indicó -en diálogo con Radio Universidad- que hoy viernes 8 realizarán una nueva movilización en Laboulaye.

“Sigo esperando Justicia. Eran doce personas y tendrían que estar todos detenidos”, reclamó.

En una cancha de fútbol, los jóvenes jugaban con la pelota cuando irrumpieron los móviles policiales. Los chicos decidieron correr y la policia comenzó una balacera, dando en el cuerpo de Álvaro. En la escena del crimen se hallaron 16 vainas servidas, todas de armas de la Policía.

“Mi hijo estudiaba, era el mayor de los varones, me ayudaba a mí. Me llevaron la otra mitad”, dijo Sandra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *