martes , 20 de agosto, 2019

Afirman que el conductor del Audi iba a 170 Km/h

El Audi TT negro que el último domingo embistió con violencia a una moto, y provocó la muerte de sus dos ocupantes, iba conducido por un joven de 25 años, quien manejaba aparentemente el vehículo a 170 kilómetros por hora, sobre la avenida Rivadavia, en el barrio porteño.

Los datos fueron revelados por el padre de una de las víctimas en diálogo con el canal C5N. Oficialmente aún no se comunicó el resultado de los peritajes. El conductor del Audi primero huyó y después de un par de horas se entregó. Quedó imputado por “doble homicidio culposo”.

“Está confirmado que manejaba a 170 kilómetros por hora. Él estaba consciente de lo que podía hacer. Venía haciendo zigzag por la avenida… un asesino al volante”, sostuvo Hugo, el papá de Viviana Álvarez, quien iba en la moto siniestrada con su pareja, ambos llevaban el casco puesto, pero perdieron la vida por la presunta imprudencia del conductor del auto de alta gama.

Todo ocurrió el domingo a la mañana, cuando los dos jóvenes murieron tras chocar la moto en la que se desplazaban con el Audi TT, cuyo conductor abandonó el vehículo, escapó a pie y luego se entregó en una comisaría. El accidente tuvo lugar alrededor de las 6, en el cruce de Avenida Rivadavia y Cuenca, en el barrio porteño de Flores.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que allí el vehículo de alta gama, patente HDY-872, fue el que embistió a la moto, que era conducida por un hombre, de 22 años, quien iba acompañado de su pareja, una joven de 25 años, identificada como Viviana Álvarez.

A raíz del impacto, la muchacha murió casi en el acto, mientras que el motociclista fue atendido en el lugar por médicos de una ambulancia privada, pero falleció a los pocos minutos.

Según las fuentes, el conductor del Audi, identificado como Lucas Alberto Trasanco, de 25, continuó dos cuadras y abandonó el rodado en el medio de la calle Concordia, sentido Yerbal.

Efectivos de la comisaría 40ta. realizaron las pericias correspondientes sobre el auto que quedó con su trompa totalmente dañada y sus bolsas de seguridad (airbargs) activadas.

El personal también analizó las cámaras de seguridad ubicadas en Avenida Rivadavia para tratar de determinar las causas del choque.

En tanto, el conductor del auto se entregó en la mencionada seccional junto con una abogada y manifestó que intentó frenar al ver la moto, pero no pudo evitar la colisión.

Según el muchacho, el Audi lo compró el jueves último y como prueba presentó el 08, aunque todavía le faltaba firmar la transferencia, dijeron los voceros.

El joven quedó imputado por “doble homicidio culposo”, a disposición del Juzgado de Instrucción 43, subrogado por el juez Ricardo Farías, mientras que el fiscal de la causa es Martín Fernando López Perrando, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 12 de la Capital Federal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *