miércoles , 20 de marzo, 2019

Advierten por la crecida de los ríos serranos

Luego de las intensas lluvias, desde Defensa Civil pidió a los turistas extremar los cuidados ante las crecidas.

El Gobierno de la Provincia advirtió por la crecida de los ríos serranos y solicitó a los turistas que extremen las medidas de precaución.

El director general de Defensa Civil provincial, Diego Concha, indicó que “ha sido importante la lluvia caída lo que ha hecho que algunos ríos crecieran y no descartamos que durante la mañana tengamos incrementos en otros arroyos o ríos porque llovió mucho”.

“El primero que creció fue el San José que va hacia el vado San Clemente que fue cortado al tránsito vehicular; el río San Antonio aumentó en dos metros su nivel por lo que fue interrumpida la circulación del puente vado de las Brisas en la zona de San Antonio de Arredondo; el río Cabalango está a 60 centímetros sobre el vado”, detalló el funcionario.

En la localidad de Morrison cayeron más de 100 milímetros de agua que provocaron el anegamiento temporal de calles y algunas viviendas. Lo mismo sucedió en un sector de Obispo Trejo en donde debieron actuar los bomberos aunque sin consecuencias personales ni evacuados.

Recomendaciones

Ante esta situación, la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes provincial reiteró algunas recomendaciones a tener en cuenta:

-Cuando el agua de ríos y arroyos se torna de color marrón y contiene espuma, palos, ramas y otros elementos significa que la creciente está llegando. Debe salir del agua y alejarse de la orilla.

-Escuchar la radio en la frecuencia local para obtener información pertinente respecto de lluvias y crecidas repentinas de los ríos.

-Transitar con precaución sobre rutas con presencia de agua sobre la calzada y visibilidad disminuida por neblina.

-No cruzar por vados o puentes que puedan estar cortados.

-No intentar cruzar a pie una corriente de agua que sobrepase tus rodillas.

-Respetar las indicaciones de Bomberos, Policía y Defensa Civil.

-Evitar transitar por calles inundadas. Detenerse es más seguro.

-Manejar con precaución y a una velocidad adecuada, con las luces encendidas.

-No acercarse a postes o cables de electricidad.

-No sacar bolsas de basura u objetos que obstruyan desagües.

-No dejar en techos, balcones y terrazas, objetos que puedan volarse.

-Permanecer en un lugar seguro y evitar salir si no es necesario.

-No permanecer ni acampar sobre las márgenes del río.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *