viernes , 13 de diciembre, 2019

A un año del asesinato de Bin Laden, perpetrado por EE.UU., su familia fue deportada de Pakistán

La familia del líder de la red Al qaeda fue deportada este jueves de Pakistán días antes de cumplirse un año de su asesinato en ese país por fuerzas de Estados Unidos, donde el gobierno de Barack Obama descartó amenazas concretas de atentados ante la proximidad del aniversario.
Las tres viudas y dos hijas del líder de la red Al Qaeda fueron deportadas a su país “de elección”, Arabia Saudita, de donde son originarias dos de las mujeres, luego de que un tribunal de Pakistán las condenara por haber entrado y vivido ilegalmente en el país, informaron fuentes oficiales paquistaníes.
La noticia se conoce a pocos días de cumplirse, el próximo 1 de mayo, el primer aniversario del asesinato del saudita Bin Laden, que murió por los disparos que recibió en un operativo de un grupo de élite estadounidense que irrumpió en la residencia donde se ocultaba en Abbottabad, al norte de Islamabad, capital paquistaní.
La versión oficial de Washington sobre la muerte del hombre más buscado del mundo siempre fue que la operación en Pakistán, a donde ingresaron sin el aval de Islamabad, tenía como misión capturar a Bin Laden, pero que en ese momento el hombre de 54 años ofreció resistencia y por eso se abrió fuego contra él.
Washington asegura que el cuerpo de Bin Laden fue trasladado del complejo de Abbottabad al portaaviones Carl Vinson, en el mar de Arabia, donde, siguiendo las costumbres islámicas, se lavó y se envolvió en un sudario blanco para después introducirlo en una bolsa con carga pesada y lanzarlo al mar.
Su muerte supuso el fin de una década que a menudo fue una frustrante cacería humana por parte de oficiales de inteligencia estadounidenses.
En Washington, el equipo de seguridad nacional de Obama se reunió este jueves para evaluar los potenciales riesgos que enfrenta Estados Unidos ante el inminente aniversario de la muerte del líder de Al Qaeda, pero descartó que existan amenazas serias en este sentido.
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró que “en este momento no tenemos ninguna información creíble que indique que organizaciones terroristas, incluyendo Al Qaeda, estén planeando ataques en Estados Unidos en coincidencia con el aniversario por la muerte de Bin Laden”, informó la agencia de noticias DPA.
La muerte del líder de Al Qaeda, responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, continúa generando reacciones en ese país a un año de su primer aniversario y hasta se mete en las elecciones presidenciales que se celebran en noviembre próximo, contienda en la que Obama va por su reelección.
El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, destacó este jueves la muerte de Bin Laden como un acierto de Obama y consideró que la política de su gobierno garantizó una mayor seguridad de los estadounidenses dentro y fuera del país.
“Al Qaeda estaba resurgiendo y Osama Bin Laden había huido”, dijo Biden refiriéndose al legado que recibió Obama de la administración republicana de George W.Bush, en un discurso en Nueva York.
Biden, tras destacar que Obama terminó con la guerra en Irak y que fijó una fecha para retirarse de Afganistán, se refirió incluso a un eventual gobierno liderado por el republicano Mitt Romney, principal contrincante de Obama en las presidenciales.
“La política de seguridad nacional del gobernador Romney nos devolverá al pasado que logramos superar con tanta dificultad”, advirtió el vicepresidente norteamericano, y agregó que el republicano “espera una amnesia colectiva”.
Por otra parte, ante el primer aniversario de la muerte de Bin Laden, este jueves empezaron a conocerse algunas infidencias sobre algunas de sus preocupaciones en sus últimos días.
El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, dijo en una entrevista que en el momento de su muerte, Ben Laden estaba preocupado por Al Qaeda, ya que la atención estaba puesta en las fuerzas que causaron los que se conoce como “primavera árabe”.
“Las protestas árabes no fueron fomentadas o inspiradas. No era una clase de guerra santa global. Tenían otras aspiraciones, otros motivos. Y entonces pienso que había alguna preocupación hasta el punto que estaba al tanto de todo esto, reitero, dado su aislamiento, de que le hubiera costado a él y a su movimiento la marginalización”, declaró Clapper.
En este contexto, la revista estadounidense Time publicó este jueves el memorando escrito por el entonces director de la CIA, Leon Panetta -hoy secretario de Defensa-, después de recibir luz verde de Obama para lanzar una operación militar secreta para «capturar» a Bin Laden.
“Recibida una llamada de teléfono de Tom Donilon (el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca), quien dijo que el presidente (Obama) ha tomado una decisión en relación a AC1 (Complejo de Abbottabad 1)”.
“La decisión es proceder con el asalto”, escribió Panetta en un memorando de su puño y letra fechado el 29 de abril de 2011.
En el documento publicado por la revista, el entonces director de la Agencia Central de Inteligencia asegura que la instrucción de la Casa Blanca es “entrar” en el complejo residencial de Abbottabad y “capturar” a Bin Laden, y ordenaba “salir” del lugar en el supuesto caso de que el líder de Al Qaeda no estuviera allí.
El escrito, que lleva estampada la firma de Panetta en una hoja con el membrete oficial de la CIA, está encabezado con la frase “For the record” (“Para que quede registrado”).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *